El Comercio/Rolando Pinillos

¿Quién está al timón?

Esta situación puede y debe enmendarse en semanas, no meses. De lo contrario el Perú lamentará otros 300.000 jóvenes dejados sin empleo mientras ve agrandarse, año a año, la brecha con los países desarrollados.