ANDINA/Archivo

Anemia en Áncash

15 de julio del 2018
Diario de Chimbote

 
Según los resultados de la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes 2017), la tasa de anemia entre los niños de 6 meses a 5 años en Áncash es de 34.6%, porcentaje que se ubica ligeramente por encima del promedio nacional (34.1%). Debido a su alta prevalencia, y tomando en cuenta las consecuencias de la anemia para el desarrollo de las personas y la economía, es relevante caracterizar la anemia en la región y estimar el impacto que tiene sobre la economía regional y nacional.

¿Qué es la anemia?
La anemia se define como la insuficiencia de glóbulos rojos sanos en la sangre, que son las células que transportan el oxígeno en el cuerpo. Es decir, al tener anemia, no llega el oxígeno necesario a las diferentes partes del cuerpo. La causa más común de la anemia es la deficiencia de hierro en el organismo. Asimismo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la anemia puede ser leve, moderada o severa de acuerdo a los niveles de hemoglobina en la sangre.

Cambio para peor
En el Perú, la tendencia la disminución de la anemia se detuvo en 2011. Entre los años 2000 y 2011, la anemia en el Perú siguió una tendencia decreciente, y pasó de 49.6% a 30.7%; sin embargo, a partir del 2011, la tasa de anemia se mantuvo por encima del 30%. De este modo, la cifra fue de 34.1% en 2017, por encima de la tasa registrada en 2016 (33.3%) y en 2015 (32.6%).

Esta tendencia también se observa a nivel regional. En Áncash, la anemia cayó a 28.7% en 2011, evidenciando un notable avance frente a los años anteriores en lo que se ubicó alrededor del 40%. No obstante, a partir del 2011, la tasa de anemia en la región ha fluctuado alrededor del 30%. En este periodo alcanzó su nivel más alto en 2015 (37.1%), mientras que, en 2017, alcanzó el 34.6%.

Según tipo, en Áncash, la anemia con mayor prevalencia es de grado leve, que afecta al 24.3% de niños entre 6 meses y 5 años, mientras que la moderada y la severa afectan al 9.1% y 0.3%, respectivamente.

Los costos de la anemia
Según el estudio “Impacto económico de la Anemia en el Perú” de Lorena Alcázar, investigadora de Grade, la anemia es un grave problema de salud pública que implica costos para la economía debido, principalmente, a tres efectos negativos. El primero proviene de la menor productividad futura causada por el daño permanente al desarrollo cognitivo de los niños que actualmente padecen anemia. El segundo, surge del menor número de años de escolaridad que repercute negativamente en el salario futuro. El tercero se debe a la pérdida en productividad de los adultos que actualmente sufren de anemia.

De esta forma, se estima que, para el Perú, la anemia representa un costo de entre 0.55% y 0.86% del PBI per cápita nacional. Para Áncash, por su parte, se estima que la anemia cuesta 0.67% del PBI per cápita regional. El principal costo proviene de la pérdida cognitiva (0.37% del PBI per cápita). En tanto, el costo por pérdida de escolaridad representa el 0.16% del PBI per cápita y el costo por pérdida de productividad, el 0.14% del PBI per cápita de la región.

Políticas para reducir la anemia
Con el objetivo de prevenir la anemia y mejorar la nutrición de los niños pequeños, el Ministerio de Salud (Minsa) realiza la distribución de micronutrientes a través de establecimientos de salud de primer nivel de atención. Sin embargo, según la Contraloría General de La República la entrega de micronutrientes y la consejería a los padres solamente se ha realizado de manera parcial. Asimismo, destaca el incumplimiento de algunos centros de salud con realizar el dosaje de hemoglobina. En sentido, es primordial que la región impulse políticas para solucionar estos problemas.
 
2018-07-15 - Anemia en Áncash - Informe IPE - Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *