Atomización de la inversión

29 de octubre del 2018
El Comercio

 
Informe de El Comercio-IPE.
 
Retos de gestión pública ● El análisis de la atomización de los proyectos de inversión pública arroja un balance positivo, aunque insuficiente.
 
A punto de culminar otro período municipal, resulta relevante analizar el desempeño de la gestión pública a través del nivel de atomización de los proyectos de inversión. Este análisis cobra especial relevancia al considerar que, a partir de la descentralización fiscal iniciada hace más de 15 años, los municipios tienen cada vez una mayor responsabilidad sobre la inversión en el Perú.

-Niveles de gobierno-
Según nivel de gobierno, el 85% del número total de proyectos pertenece a las municipalidades, el 8% a los gobiernos regionales y el 7% al Gobierno Central. Estas proporciones, sin embargo, cambian notablemente cuando se evalúa el monto acumulado de inversión. Así, el monto acumulado de inversión de los proyectos de las municipalidades representa el 50% de la inversión total; el de los gobiernos regionales el 17%; y el del nacional el 33%. Por ello, el monto promedio por proyecto de las municipalidades es bastante más pequeño –S/2,7 millones– que el promedio de los gobiernos regionales –S/ 10,1 millones– o del Gobierno Nacional –S/ 21,9 millones–.

-Atomización-
Un mayor número de proyectos pequeños requiere que la administración pública destine sus recursos –ya limitados– a gestionar los mismos. Así, para los proyectos ejecutados directamente, se necesita contratar la elaboración del perfil del proyecto, el desarrollo del expediente técnico, el contrato de obra y el contrato de supervisión de obra. En resumen, un portafolio compuesto por cientos de proyectos pequeños implica altos costos de gestión que distraen y sobrecargan a los funcionarios, lo cual tiene un impacto directo sobre la provisión adecuada y oportuna de los servicios públicos.

Los proyectos se pueden clasificar en pequeños (menores de S/1 millón), medianos (entre S/1 millón y S/10 millones) o grandes (más de S/10 millones). La proporción de los proyectos pequeños en la cartera total se ha venido reduciendo en los últimos 12 años, al pasar de 73% en el período 2007-2010, a 61% durante 2011-2014 y a 46% durante 2015-2018. No obstante, dicha reducción ha sido más débil en las municipalidades: la proporción de proyectos pequeños ahí pasó de 77% en 2007-2010, a 65% durante 2011-2014 y a 51% durante 2015-2018.

-Resultados sectoriales-
A nivel municipal, durante el período 2015-2018, la función Cultura, Deporte y Desarrollo Urbano registra el mayor nivel de atomización (75%). Además, en relación con el período 2007-2010, muestra una disminución de tan solo 8 puntos porcentuales (pp.), la más baja según funciones. Por el contrario, la función Educación tiene la menor proporción de proyectos pequeños (33%) y dicha proporción se redujo a la mitad desde un nivel de 66% en 2007-2010.

Por otra parte, la función Transportes, que concentra un cuarto del número total de proyectos, registra un nivel de atomización de 44%. Durante los últimos 12 años, dicho nivel se redujo en 27 pp., lo cual resulta similar a la disminución del promedio nacional. Asimismo, en la función Saneamiento se observa la mayor caída en la proporción de proyectos pequeños, al pasar de 84% durante 2007-2010 a 36% durante 2015-2018.

-Resultados regionales-
Visto según regiones, la atomización de la inversión pública entre las municipalidades del país presenta resultados heterogéneos. Por un lado, las municipalidades de Lima registran la mayor atomización, dado que el 60,9% del total de proyectos son pequeños. Además, la reducción en el nivel de atomización de estas municipalidades en relación al período 2007-2010 fue de solo 19 pp., lo cual resulta en menor disminución regional. En contraste, las municipalidades de Piura muestran la menor atomización (36,7%) entre 2015-2018, y la reducción de esta en relación a 2007-2010 (31 pp.) resulta mayor al promedio nacional (27 pp.).

Por otro lado, las mayores reducciones de la atomización entre los períodos 2007-2010 y 2015-2018 se dio en las municipalidades de Cajamarca (43 pp.) y Arequipa (41pp.). Con ello, Cajamarca dejó de ser la región con mayor atomización durante 2007-2010 (87,6%) y pasó a ocupar el puesto 19 durante 2015-2018. Asimismo, la fuerte reducción en Arequipa permitió que se convierta en la tercera región con menor nivel de atomización en el último período (37,8%).

Finalmente, el análisis de la atomización de los proyectos de inversión pública arroja un balance positivo, aunque insuficiente. En ese sentido, el principal desafío de la próxima gestión municipal sigue siendo reducir el nivel de atomización significativamente alto. Para ello, se podrían obtener valiosas lecciones a partir de las mejoras en la gestión de los proyectos de las funciones Educación y Saneamiento.
 
2018-10-29 - Atomización de la inversión - Informe IPE - El Comercio

COMENTARIOS

  1. Excelente análisis

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *