El Comercio.

Cambios en la reconstrucción

14 de mayo del 2018
El Comercio

 
Presupuesto ● Los sectores vivienda y saneamiento, educación y salud presentan avances pobres ● Los gobiernos subnacionales deben contar con capacitación y acompañamiento.
 
Este mes se cumple un año del fin del fenómeno de El Niño costero, que dejó más de 285 mil damnificados, destruyó 63 mil viviendas, más de 300 colegios, entre otros desmanes. En este contexto, el gobierno ha hecho oficial el pedido de facultades legislativas para acelerar la reconstrucción, luego de que el presidente Vizcarra criticara la lentitud de esta al indicar que solo se había avanzado el 10% del plan a finales de marzo.

Este avance, sin embargo, sería incluso menor si se consideran los datos publicados por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), y además estaría cada vez más atomizado.

—Portafolio—
El Plan Integral de Reconstrucción con Cambios (PIRCC) comprende una inversión aproximada de S/19.700 millones enfocados en los sectores agricultura, transportes, salud, educación, vivienda, saneamiento y pistas y veredas. La mayor parte del presupuesto se ha destinado al sector transporte (57%), seguido de educación (14%), saneamiento (10%), salud (7%) y agricultura (7%).

Considerando la magnitud y severidad de los daños, se determinó un plazo de tres años para la culminación de la reconstrucción. Sin embargo, debido al retraso en la adjudicación y ejecución de obras, sumado a la recomposición de las unidades ejecutoras con el fin de descentralizar el gasto, el plazo podría ampliarse más allá del 2021.

—Avance—
De acuerdo con los datos de la ARCC al primer trimestre del 2018, se han realizado intervenciones por un monto cercano a S/1.100 millones, que representan un poco menos del 6% del total del PIRCC.

El único sector que muestra un avance importante es agricultura, el cual ha ejecutado casi S/860 millones de los S/1.300 millones que se presupuestaron para la recuperación de las aproximadamente 165 mil hectáreas perdidas y afectadas a escala nacional. Este gasto se ejecutó principalmente en las regiones de Piura y Lambayeque, las cuales explican el 45% y 14% del total del gasto, respectivamente. El principal proyecto del sector consistió en las diversas fases de descolmatación del cauce del río Piura, que ha involucrado un gasto de S/232 millones.

En contraste, el sector transporte, que debe invertir más de S/11.150 millones del PIRCC, solo ha avanzado S/72 millones, es decir, menos del 1%.

La poca ejecución que tiene hasta el momento se ha dirigido, principalmente, a la reconstrucción de puentes como el Venados en Piura y el Abejal en Tumbes.

Asimismo, los sectores de vivienda y saneamiento, educación y salud presentan un nivel de avance muy pobre. En el caso de vivienda y saneamiento, el avance asciende a S/119 millones, lo cual representa solo el 11% de lo presupuestado en el plan (aproximadamente S/3.150 millones). Si bien las intervenciones en este sector se destinan a cinco regiones, las obras terminadas solo han empezado en Piura, Lambayeque y La Libertad.

El sector educación, por su parte, no presenta ningún proyecto terminado, tan solo en la etapa de ejecución. Así, de los S/2.700 millones considerados en el plan, solo se evidencia un avance de 0,1%, que representa S/1,4 millones.

Según la ARCC, el retraso en este sector se debe a dificultades de saneamiento físico y legal de las edificaciones, lo cual dilata el inicio de los expedientes técnicos y, por lo tanto, el inicio de las obras.

Por último, la situación del sector salud es aún más adversa, ya que a la fecha no se conocen avances, a pesar de poseer un presupuesto de aproximadamente S/1.300 millones y de que se han registrado 1.230 establecimientos de salud afectados, colapsados e inhabitables a escala nacional.

Sin embargo, según información de ARCC, hace pocos días se realizaron transferencias por S/42 millones para iniciar la construcción de tres hospitales en Pomabamba, Caraz y Yungay, en la región Áncash; las primeras obras del sector.

Los datos anteriores se calcularon con la información disponible en el informe de avance y ejecución física y financiera al primer trimestre del 2018, publicado por la ARCC. Sin embargo, según información disponible del MEF, durante este año solo se han ejecutado S/250 millones. Si se proyecta este monto de inversión asumiendo que el gasto de la reconstrucción sigue la misma evolución que la inversión pública en otros años electorales, se estima que este año solo se llegue a S/1.200 millones. Este resultado dista mucho de la meta de S/4.300 millones que posee el MEF actualmente, y es aún más lejana de los S/7.000 millones que estimaba el Gobierno a principios de año. En otras palabras, de seguir a este ritmo no se cumpliría ni la tercera parte de la meta actual del MEF.

—Recomposición de ejecutoras—
Como se sabe, el esfuerzo de la nueva administración está en darle más responsabilidad a los gobiernos subnacionales en vez de los ministerios. Según la ARCC, el proceso de descentralización del gasto tiene como objetivo lograr una mayor aceleración en la implementación de las intervenciones. En ese sentido, se modificó el criterio de la selección de las unidades ejecutoras para incluir a municipalidades que antes estaban descartadas por su baja capacidad para ejecutar inversión pública. Así, el umbral mínimo de la ejecución presupuestal en construcción de infraestructura pasó de 75% a 65%. Con esta modificación, se habilitaron cerca de 751 municipalidades como potenciales unidades ejecutoras, de las cuales más de 300 resultaron seleccionadas.

De esta manera, con la actualización del PIRCC, la responsabilidad de las municipalidades sobre la inversión total de la reconstrucción se multiplicó casi por tres, al pasar de S/4,1 mil millones en setiembre del 2017 a S/11,5 mil en marzo del 2018. Esta mayor responsabilidad, sin embargo, podría significar un riesgo frente a la política de eficiencia del gasto público. Esto se debe a que cerca de la mitad de las nuevas municipalidades seleccionadas como ejecutoras tendrán a su cargo montos de reconstrucción en infraestructura hasta 4,5 veces mayor que su gasto realizado previamente en dicha partida. En ese sentido, la ARCC indica que la asistencia técnica será un eje fundamental, tanto en la capacitación como en el acompañamiento de especialistas en la formulación y la ejecución de los proyectos.
 
2018-05-14 - Cambios en la reconstrucción - Informe IPE - El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *