Las interrogantes que dejó la CADE 2005 para los candidatos presidenciales

6 de diciembre de 2005

Entre el jueves y el sábado de la semana pasada se realizó la CADE 2005, foro donde los principales candidatos a la Presidencia de la República expusieron sus propuestas electorales.

Nos quedó la impresión que faltó que los candidatos entraran al detalle. Todos hablaron de la necesaria (pero hasta hoy olvidada) reforma del Estado, principalmente en cuanto al empleo público, el sistema tributario, la justicia y la educación. También mencionaron la promoción de la inversión privada, pero sólo un candidato se animó a dar detalles. Hubo grandes ausencias, como el tema de la reforma laboral, la reforma fiscal, el sistema de pensiones, la inversión en tecnología e I&D y la simplificación administrativa.

Al candidato del APRA le faltó claridad en su posición sobre el TLC con EE.UU.: ¿está o no a favor de la integración? También mantuvo el discurso proteccionista en relación con el agro, lo cual sugiere que no buscará la eficiencia que éste requiere. Esto desmerece su propuesta de hacer de la sierra una fuente de productos de exportación. Pero quizá el mayor error sea pedir más rol del Estado en los programas sociales aún reconociendo que están mal administrados y que hay que mejorarlos antes de aumentarles la asignación. También habló de reimpulsar la banca de fomento para las pymes, alcanzar el grado de inversión, sanciones al incumplimiento de la regla fiscal y reducir las exoneraciones tributarias.

El candidato Paniagua fue el que menos espacios llenó. Su propuesta de reformar la Constitución cayó mal porque introduciría un factor de inestabilidad que no necesitamos hoy. Mostró su preferencia por las concesiones en lugar de las privatizaciones, lo cual carece de pragmatismo dada la gran cantidad de empresas públicas ineficientes que aún quedas. También rechazó la municipalización de las escuelas públicas y se le vio dubitativo en relación con la evaluación docente y la injerencia del Sutep en el sector.

La candidata de Unidad Nacional fue la única que habló del tema que convocó la CADE y se atrevió a proponer la promoción de inversión privada en el sector saneamiento y otros proyectos de infraestructura. Prometió duplicar las exportaciones (fuente de empleo) y evaluar la posibilidad de algunos cambios en la Constitución, pero sólo en materia judicial. Habló de mejoras en las comisarías y la seguridad ciudadana. En su mensaje predominó el tema social: metas claras en salud, saneamiento y educación (capacitando, evaluando y exigiendo mejoras). También propuso promover la asociatividad y reconversión en el agro y la ganadería, así como acercar la sierra, la selva y las pymes al mercado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *