Andina/difusión

Ahora es cuando debe empezar la “Operación TLC-EEUU”

11 de diciembre de 2006

Tal como era previsible, la Cámara del Senado de Estados Unidos aprobó ayer prorrogar seis meses la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA), con lo cual ratificó el acuerdo tomado horas antes en ese mismo sentido por la Cámara de Representantes. (El Comercio 06.12.10)

La extensión del ATPDEA es una buena noticia, pero no es un logro significativo, pues era un tema que ya estaba planificado. Incluso si la propuesta del TLC se hubiera enviado al Congreso estadounidense, la ampliación del ATPDEA hubiera seguido su trámite, para cubrir demoras en la aprobación del TLC o en su entrada en vigencia, ante eventualidades en la implementación del acuerdo. El ATPDEA es apenas una continuación de algo que ya teníamos. Y, a juzgar por los esfuerzos hechos para terminar de negociar el TLC a tiempo, es lo menos que se esperaba del gobierno de EEUU, dada la demora suscitada por cambios en su agenda política. No obstante, debemos insistir en dejar en claro -sobretodo entre los congresistas de EEUU- que nuestro interés es el TLC y no el ATPDEA. Debemos evitar que los congresistas de EEUU aplacen la ratificación del TLC indefinidamente, bajo el pretexto de no ser necesario porque ya tenemos ATPDEA.

Si bien no se puede hablar de un fracaso en relación con el TLC, pues todavía existe oportunidad de lograr su ratificación, no podríamos hablar tampoco de un éxito, ya que estamos en el mismo lugar que hace medio año, aunque en condiciones algo menos ventajosas. Por el contrario, hemos incrementado la incertidumbre de los inversionistas sobre el Perú como plaza en el largo plazo y, debido al retraso del TLC, la competencia directa de parte de nuestra oferta exportable (Chile y Centroamérica, principalmente) ha conseguido mayor tiempo para aprovechar y consolidarse con la ventaja de tener un TLC años antes que nosotros.

Frente a esta situación, sólo nos queda una opción: jugárnosla por el TLC. Ahora es cuando tiene que comenzar la “Operación TLC”. El gobierno tiene que demostrar su verdadero compromiso con la integración comercial del Perú al mundo, comenzando por el principal socio comercial. Y ello implica, presentar una agenda de trabajo bien definida, con actividades para cada minuto hasta que se vote el TLC en el Congreso de EEUU, con la contratación de lobbies, con visitas a funcionarios y congresistas, con los planes alternativos que sean necesarios y con las acciones de contingencia debidas. Si queremos un país viable, el TLC debe ser la prioridad del gobierno en lo que le queda de vigencia al fast track.

Efecto de Largo Plazo de Principales Variables sobre el PBI (En Variaciones Porcentuales Respecto del Escenario de Equilibrio Pre-TLC)

Fuente: Morón (2005) / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

A diferencia del ATPDEA, que no cambia nuestro estado actual en la economía, el TLC agregaría un total de 3.3 puntos porcentuales de crecimiento adicional al PBI actual, en el largo plazo. La mayor ganancia vendría por la mayor productividad derivada de mejoras en la tecnología y el aumento del capital, variables vinculadas a la inversión privada, que no tendremos con el ATPDEA.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *