Andina/difusión

Agroexportación: menos paralizaciones y más tecnología

17 de enero del 2008.

El 18 de febrero se inicia un paro agrario nacional indefinido, por acuerdo de la Confederación Nacional Agraria y la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos de Riego del Perú. Entre los reclamos está la no privatización del agua, la protección del agro nacional frente al TLC con Estados Unidos, el saneamiento de las deudas agrarias y la rebaja de fertilizantes e insumos agrícolas. (RPP, 17/01/2008)

Lo que el agro peruano necesita no es mayor intervención del Estado, sino mayor participación del sector privado. Tenemos que prepararnos desde ahora, de tal manera que cuando el tratado de libre comercio con Estados Unidos entre en vigencia, podamos sacarle el mayor provecho. Solamente así los agricultores peruanos se podrán proteger efectivamente frente al TLC con ese país. Se tiene que tener mano firme y continuar avanzando en las medidas que harán de éste un sector más eficiente y competitivo, promoviendo, por ejemplo, el uso racional del agua (CD 15/11/2007). La situación actual no hace sino fomentar el desperdicio de este importante recurso. Por otro lado, la condonación de las deudas agrarias también es un reclamo al que las autoridades tienen que hacer oídos sordos, si es que algo han aprendido de la política agraria de los últimos años (CD 12/09/2007).
Según el documento La agricultura comercial peruana del CIUP, una agricultura moderna orientada al comercio aprovecha las oportunidades que le plantea las tendencias actuales de la globalización y cuenta con un marco jurídico institucional que promueve el desarrollo competitivo del país sobre la base de innovación tecnológica y conservación de los recursos ambientales. Según Haggblade 2007 y la mayoría de autores, la inversión en agricultura tiene importantes retornos no solamente en producción, sino además en la reducción de pobreza.
Tenemos que aprovechar que actualmente los precios internacionales están favoreciendo a agricultores nacionales para fomentar los cambios que necesitamos para poder hacer de nuestro agro un verdadero aliado en la lucha contra la pobreza y no un ancla que limite el desarrollo económico del país a punta de paros y manifestaciones. Para eso debemos invertir en innovación y tecnología. En ese sentido, según el Libro Verde del INIA, una de las restricciones para el ingreso de nuevas tecnologías es la resistencia al cambio tecnológico, lo cual a su vez se debe a la poca cultura de innovación tecnológica y a la visión paternalista que tienen nuestros campesinos. El primer paso, entonces, para fomentar una cultura de innovación debería ser rechazar todos estos reclamos que no hacen sino consolidar el papel protector del Estado sobre los productores agrarios.

Perú: Rentabilidad en la agricultura según tecnología y
su uso en la industria cafetalera (En porcentajes)

Fuente: Eguren 2002, CPC 2007 / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

En el Perú la tecnología usada en la agricultura es muy pobre. En la industria de café, uno de los principales productos de exportación, sólo el 25% de productores usan tecnología, de la cual apenas el 5% es tecnología de punta. Debe incentivarse su uso, ya que cultivos con mayor tecnología presentan obviamente una mayor rentabilidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *