Andina/difusión

El jaloneo del canon y el sobrecanon

18 de marzo del 2011

La Comisión de Presupuesto del Congreso aprobó ayer un proyecto de ley que iguala el canon y sobrecanon que por la explotación de hidrocarburos reciben las regiones de Piura, Tumbes, Ucayali y Loreto con la que recibe actualmente Cusco. (Perú 21 16/03/2011)

El canon, un porcentaje del Impuesto a la Renta relacionado al aprovechamiento de algunos recursos naturales, se adoptó para compartir con los gobiernos subnacionales y los pobladores de las regiones donde se aprovechaban estos recursos una parte de los ingresos fiscales asociados al aprovechamiento de los mismos. En teoría, al dejar a las autoridades subnacionales asignar parte de los ingresos fiscales resultantes del aprovechamiento de dichos recursos naturales, se destinarían más recursos a las regiones y estos tendrían un mayor impacto en el desarrollo. Si bien en el debate teórico sobre la descentralización hay varias posiciones, recordaremos dos que hemos citado antes (CD 25/10/2010). De un lado, quienes apoyan la descentralización sostienen que, al acercar al administrador de la cosa pública a los ciudadanos, aquél entenderá mejor las necesidades de éstos, mientras que éstos le pedirán lo que quieren y le demandarán que rinda cuentas. De otro, están aquellos que sostiene que la descentralización funciona en países que tienen una institucionalidad superior. “La descentralización es un bien superior”, dijo el gran Vittorio Tanzi del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Tesoro de Italia. Es decir, la descentralización funciona en países que tienen niveles de ingresos (e institucionalidad) más altos. La propuesta legal que comentamos, creemos, refleja más el punto de vista de Tanzi que el de Teresa Ter-Minassian, sucesora justamente de Tanzi en el Departamento de Asuntos Fiscales del FMI, quien enarbolaba la visión más optimista de la descentralización.
El Proyecto de Ley elaborado por la bancada aprista propone que el canon y sobrecanon petrolero en Tumbes y Piura equiparen al canon y sobrecanon gasífero de Cusco, pese a que, como es obvio, se trata de hidrocarburos distintos. En esencia, se transfieren recursos del Gobierno Central a los gobiernos subnacionales y las universidades públicas de los dos departamentos mencionados. Además, se transfieren recursos al ya no tan sólido norte, así como se concentró el programa Agua para Todos en la misma región, pese a que los pobres se concentran en la sierra sur y la selva de nuestro país. Según el Ministerio de Economía y Finanzas, S/. 203.5 millones de ingresos públicos pasan del Gobierno Central a los de Tumbes y Piura (ver gráfico).
Como pueden apreciar el canon y sobrecanon, entonces, se ha vuelto en un importante botín, otra renta que quieren distribuir los mercantilistas, en otro instrumento del clientelismo político. Como sabemos, hay cerca de S/. 50 mil millones -12% del Producto Bruto Interno- que los diferentes gobiernos no han gastado, ya sea de recursos asociados al canon y sobrecanon, o en los más de cincuenta y cinco fondos públicos creados para una serie de usos. Sería mucho más eficiente y justo crear un Fondo Soberano de Riqueza con estos recursos, tercerizar su administración en los mejores profesionales del mundo, asignarlo en concursos o a partir de criterios de eficiencia y equidad, creando infraestructura de calidad para cuencas, circuitos turísticos o macroregiones. Integrar el país, en vez de partirlo en 25 reinos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *