Andina/difusión

Con semejante crecimiento económico…

18 de febrero del 2008.

El producto bruto interno (PBI) del país creció 8.99% el año pasado y superó con esto las expectativas del Gobierno, que había proyectado alcanzar 8.3%. Este crecimiento se debe, entre otras razones, al fuerte desempeño de la demanda interna y al incremento del sector privado. (El Comercio, 16/02/2008)

A pesar de tratarse del crecimiento más alto de los últimos 14 años, hay mucho aún por hacer. Hay que sentarnos a pensar acerca de cómo con semejante crecimiento económico no estemos avanzando en solucionar problemas sociales y qué reformas necesitamos para poder crecer aún más, de tal manera que se pueda reducir la pobreza del país más rápidamente. A pesar de que estos temas son muchos (mejor infraestructura, mayor y mejor inversión pública, etc.), tratemos dos de los más urgentes: la necesaria simplificación de procesos burocráticos y el rescate de nuestra pobre educación pública.
Mientras algunas instituciones avanzan en reducir trámites, queda claro que la mayoría de empleados públicos no tiene la intención de dejar ir este poderoso medio por el cual capturan ingresos adicionales, ni de aplicar las medidas necesarias para eliminar las ineficiencias con las cuales operan (CD 01/02/2008). Según la Cámara de Comercio de Lima apenas 130 de las 1,834 municipalidades del país han mostrado el interés por remitir y justificar sus trámites ante la PCM. Es decir, menos del 8% de municipios. Si no se hace nada urgente con respecto a esto, si no se aplica una sanción efectiva que genere el incentivo real de eliminar trámites innecesarios, no se podrá seguir avanzando en fomentar dinamismo económico en las zonas más alejadas. El gobierno debe ser firme en su lucha contra la burocracia y reconocer que sin estas trabas burocráticas se podría crecer mucho más.
Por otro lado, que la educación en el Perú está por los suelos y que ocupa los últimos puestos en las evaluaciones internacionales no es noticia. Que hace falta una reforma de fondo en el sector educación tampoco es novedad. Y que los estudios sobre reformas educativas en el mundo, como el reciente How the world’s best-performing school systems come out on top de la consultora McKinsey, consideran al docente como elemento más importante en una reforma educativa, tampoco es nada nuevo. Su frase “la calidad de un sistema educativo nunca podrá superar la calidad de sus maestros” lo dice todo. El caso peruano es un buen ejemplo: La pésima situación de nuestra educación es un reflejo de la pésima calidad de nuestros maestros públicos, comprobada por la evaluación hecha el año pasado por el Ministerio. El crecimiento económico requiere de peruanos mejor preparados para los retos del siglo XXI. La mejor selección de docentes es un paso clave, en el cual el gobierno no debe ceder.

Perú: PBI real y empleo urbano, 2003 – 2007

Fuente: INEI, Mintra / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

A pesar del fuerte y continuo crecimiento que la economía peruana sostiene desde el 2003, aún tenemos un alto nivel de desempleo y de informalidad. Si queremos aprovechar el crecimiento económico para generar más empleo, tenemos que flexibilizar la legislación laboral, que más bien es un desincentivo a la creación de puestos de trabajo formales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *