Andina/difusión

No es que se pague poco, es que el dinero no se usa

18 de agosto de 2006

El ministro de Energía y Minas, Juan Valdivia, lamentó que algunas empresas mineras se sientan obligadas a realizar el denominado aporte voluntario para la lucha contra la pobreza. (Expreso)

En los últimos días, nos hemos dejado impresionar por cifras relativas a las ganancias de la minería. Pero nadie se ha fijado que eso ha representado más impuestos para el fisco. Se argumenta que el precio de los minerales ha aumentado y que las mayores utilidades obligan a que las mineras paguen más. Pero ya lo hacen: mientras en 2004, la minería pagó S/.990 millones de soles por concepto de IR y regularización, en el 2005 pagó S/.2,170 millones y en el primer semestre del 2006 pagó ya S/.3,130 millones. Así, entre 2002 y 2005, el pago total de IR de las mineras aumentó en 623%. Esto ocurre porque si una empresa tiene utilidades como S/.100 en un año y debe pagar 30% de impuestos, entonces paga S/.30. Si al año siguiente la situación mejora y las utilidades son de S/.200, el pago de impuestos también aumenta, pasando de pagar S/.30 a pagar S/.60. Así, el país recibe mayores ingresos. Eso debe quedar claro.

Como se ve, lo que se esconde detrás de querer hacer que las mineras paguen más es en realidad la creación de nuevos impuestos o un aumento de tasas (el “aporte voluntario” esconde la misma premisa). Y eso significa no sólo discriminación -prohibida por la Constitución- sino además un cambio en las reglas de juego. Los alarmistas no mencionan que las mineras invirtieron cuando las cosas andaban mal. Las reglas de entonces no hacían atractivas las inversiones. Los contratos de estabilidad mejoraron las condiciones, las cuales no se deben cambiar de un momento a otro. Si no previmos un escenario de precios de minerales extraordinariamente altos, es momento de plantear un cambio para el futuro, anunciando que, en adelante, los contratos incluirán la posibilidad de ocurrencia de este.

Que las empresas mineras paguen más hoy no soluciona los problemas de fondo: los impuestos los siguen pagando los cuatro gatos de siempre, el dinero sigue embalsado porque no hay capacidad de gestión de proyectos de inversión pública y se está sembrando inestabilidad y una valla más alta para la inversión en minería (lo que podría tener serias repercusiones cuando los precios bajen). Es una pena que algunos “analistas” dediquen tanto tiempo a confundir a la población con su sesgo ideológico anti-actividades extractivas, en lugar de proponer mecanismos ingeniosos para usar rápida y eficientemente los cientos de millones de soles que duermen en el banco del Estado por la falta de capacidad de los gobiernos subnacionales y porque un par de burócratas creen que filtrar e impedir significan lo mismo.

Canon Minero Transferido e Impuesto a la Renta de Empresas Mineras (En Millones de Soles)

Fuente: MEF y SUNAT / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

* Transferencias autorizadas para todo el 2006, mientras que el IR corresponde únicamente a enero-junio de 2006. Por esta razón el canon del 2006 como % del IR de mineras total debe estar alrededor de 10%.

Las mineras no pagan un monto fijo por impuesto a la renta, conforme se incrementa sus utilidades, los impuestos pagados han sido mayores. De este modo, este año se ha tenido una recaudación extraordinaria de IR. El problema de fondo es cómo hacer que este dinero llegue efectivamente a los más pobres y no se quede guardado en el banco, pues la pobreza no espera.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *