Andina/difusión

Modificación a Ley de Mypes debe incluir régimen laboral especial permanente

19 de diciembre de 2006

El presidente de la Comisión de Producción del Congreso, Daniel Abugattás, señaló que la nueva Ley Marco de la Micro y Pequeña Empresa podría entrar en debate por el pleno del Poder Legislativo hacia el 19 de enero próximo, precisamente en los últimos días de la legislatura ordinaria. (Gestión)

Aunque resulte paradójico, quienes promueven las modificaciones a la Ley 28015 (Ley de Mypes) son los mismos que opinan a favor de la imposición de salvaguardias a los textiles y confecciones importados de China. Si se reconoce que las mypes de ese sector tienen potencial de éxito (las exportaciones de textiles crecieron 92% en los últimos 4 años y el nivel de utilización de la capacidad instalada supera el 90%), se debe aceptar también que ellas son competitivas y no necesitan medidas proteccionistas. Menos aún, si es un ente político como el Congreso quien “investiga” e impone una medida que debiera tener sustento técnico. Los productores y comerciantes de Gamarra se beneficiarían más si se eliminara la informalidad de sus calles (en esta época del año son intransitables) que si se impusieran salvaguardias.

Los cambios planteados para la ley de mypes (modificada ya en julio de este año por la Ley 28851) son importantes. En los últimos años, la ley no cumplió el objetivo de formalizar debido a trabas que estarían siendo solucionadas con esta nueva ley, entre ellas los límites a los montos de ventas y al número de trabajadores para acogerse a los beneficios. Sin embargo, esta vez tampoco se está solucionando el principal problema: el relacionado con la temporalidad de la norma. La ley dice que el régimen laboral especial es temporal: vence en julio de 2013. Pero, ¿quién querrá invertir en formalizarse sabiendo que los beneficios se les acabarán en unos años, quizá cuando todavía su negocio no haya despegado o cuando el viento ya no sople a favor? Peor aún, sabiendo que la formalización tarda, ¿quién querrá formalizarse en los años próximos al vencimiento del plazo, si luego perderá los beneficios? ¿Quién se formalizará en el 2012?

Lo que debe hacerse esta vez es convertir el régimen en permanente. La razón es sencilla: quienes operan en la informalidad lo hacen porque perciben que ésta les otorga un beneficio permanente. Por lo tanto, es estabilidad lo que buscan. La rigidez de las normas laborales ha empujado a las mypes a refugiarse en la informalidad. Y mientras no tengan una norma que fije reglas laborales flexibles de manera definitiva, no tendrán atractivo para formalizarse, por más que tengan tratamientos tributarios y burocráticos especiales. Si no perciben menores costos laborales, no cruzarán el umbral. La solución es simple y está en su cancha.

Índice de Empleo en Pequeñas Empresas (En Variación Porcentual), 2004-2006*

Fuente: MINTRA / Elaboración: Instituto Peruano de Economía
*Variación de octubre del 2004 a octubre del 2006

El gráfico muestra el crecimiento del empleo en las pequeñas empresas (entre 10 y 49 trabajadores). Las mayores variaciones se dan en regiones de la costa, sobretodo en la zona del sur chico (Ica, Pisco, Chincha) que ha despegado gracias al crecimiento de la agro exportación y de la industria textil.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *