Andina/difusión

Crecimiento propobre

11 de setiembre del 2017
Instituto Peruano de Economía
El Comercio

Índice de Gini y datos de ingresos muestran que los más pobres se beneficiaron con el crecimiento económico . El acceso a servicios públicos aumentó sobre todo en esta población.

En un reciente artículo publicado en este Diario, Jürgen Schuldt, profesor emérito de la Universidad del Pacífico, puso en duda que la desigualdad económica en el país se haya reducido dado que el crecimiento del Perú no habría sido “propobre”. En ese contexto, vale la pena revisar los datos sobre la evolución de la inequidad en los últimos 15 años.

Como menciona el profesor, el índice de Gini es una de las principales mediciones de la desigualdad a través del cálculo de la distribución de la riqueza de un país. Un valor de cero indicaría la igualdad plena de ingresos, mientras que un valor de uno, una desigualdad total.

Según información del Banco Mundial para los países de la Alianza del Pacífico, el Perú es el país con menor desigualdad en el 2016 y el que mayor reducción ha registrado en los últimos 12 años, en línea con el mayor crecimiento económico.

La medición del Gini, no obstante, no está exenta de críticas. Una de las más importantes es que los ingresos de los estratos más ricos suelen estar subreportados. Al respecto, múltiples estudios han confirmado que, si bien al corregir dicho sesgo el valor del índice resulta mayor, la tendencia de los últimos años ha sido decreciente, e incluso la disminución habría sido más pronunciada.

Por ejemplo, para el período 2004-2010, las cifras oficiales del INEI –no corregidas por el sesgo– indican que el Gini pasó de 0,49 a 0,44, lo cual significaría una reducción de 0,05 puntos. Los análisis de los economistas Waldo Mendoza (2011) y Gustavo Yamada (2012) apuntan que el Gini corregido habría caído desde niveles promedio de 0,70 en el 2004 a 0,61 en el 2010: una reducción aproximada de 0,09 puntos.

—Análisis de ingresos—

Otra aproximación para medir la desigualdad nace a partir del análisis de los ingresos y gastos. Como indicaba el artículo de Schuldt, el monto del incremento de ingresos los últimos años fue mayor para los hogares más ricos.

Sin embargo, como también mencionaba Schuldt, los ingresos reales de los hogares más pobres han crecido porcentualmente más. Según información del INEI, entre el 2004 y el 2016, el gasto real de los hogares del decil más bajo (es decir, el 10% más pobre del Perú) subió en 63,4%, mientras el gasto de 10% más rico subió en 8,9%.

Al respecto, Simon Kuznets, premio Nobel de Economía, indicaba que la única manera de reducir la desigualdad en el largo plazo es que se mantenga un mayor incremento relativo de los ingresos en los hogares más pobres, como sucede hoy en el Perú. Por otro lado, el acceso a los servicios públicos se ha incrementado significativamente en los últimos 12 años. La mayor expansión se ha concentrado entre los hogares de menores ingresos.

El porcentaje de hogares del decil más pobre que cuenta con alumbrado eléctrico se triplicó, al pasar de 29% en el 2004 a 78% en el 2016. Dichos hogares también registraron un incremento notable de la cobertura de agua potable, al pasar de 36% en el 2004 a 71% en el 2016.

En tanto, la cobertura de desagüe para los más necesitados, aunque avanzando, sigue rezagada: de 8% en el 2004 hasta 27% en el 2016. También se registraron otras mejoras en conectividad y salud. Por ejemplo, para el decil más pobre de los hogares el acceso a las telecomunicaciones a través de la tenencia de celular aumentó desde una tasa de 0% en el 2004 a 55% en el 2016.

La cobertura de seguro de salud pasó de menos de 18% en el 2004 a 74% en el 2016, y supera el promedio nacional. Se desprende, pues, que a pesar de que quedan enormes retos el Perú ha registrado mejoras a favor de la población más pobre a partir del notable crecimiento económico de los últimos 15 años. Las cifras consistentemente apuntan en esa dirección.

 

2017-09-11 – Crecimiento Propobre – Informe IPE – El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *