Andina/difusión

Desabastecimiento público (de medicinas)

26 de febrero del 2018
La República Sur

 
A inicios de febrero, InRetail (Inkafarma) se convirtió en la principal cadena de farmacias del Perú tras la compra de Quicorp (Mifarma). Ello generó preocupación en los consumidores por el miedo de que los precios de los medicamentos tiendan a subir con la nueva estructura de mercado. En este sentido, es relevante analizar la demanda por atención en farmacias y la estructura de precios de los medicamentos en las regiones del sur del Perú.

Cobertura inefectiva

En las regiones analizadas, se observa heterogeneidad respecto a la afiliación en algún seguro de Salud. Mientras que Apurímac (91.1%) tiene el segundo mayor nivel de cobertura a nivel nacional, Tacna (57.1%) y Arequipa (62.7%) presentan los niveles más bajos. A pesar de estas diferencias, en todas las regiones el Seguro Integral de Salud (SIS) y el Seguro Social de Salud (EsSalud) concentran la mayoría de afiliados, en cuyo caso destacan Apurímac (90.7%) y Cusco (75.1%). Estos dos seguros cubren la mayoría de los medicamentos prescritos por los médicos; por lo tanto, no deberían generar un costo adicional para el afiliado.

No obstante, a mayo del 2017, según el informe de la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid), ninguno de los hospitales e institutos especializados de salud públicos en las regiones analizadas presentaba un óptimo nivel de disponibilidad de medicamentos. De los 12 hospitales en todas las regiones, solo 4 muestran un nivel regular de disponibilidad, tales como el Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas del Sur en Arequipa, el Hospital Sicuani en Cusco y el Hospital Regional Moquegua.

La escasa disponibilidad de medicamentos en el sector público obliga a los usuarios a comprarlos en farmacias privadas. En los últimos 12 años, la población afiliada al SIS o EsSalud que se atiende directamente en farmacias -e incurre en costos adicionales- se ha expandido, en promedio, 19.4 puntos porcentuales para las regiones analizadas. Por ejemplo, en el 2016, los afiliados de ambos sistemas que se atienden directamente en farmacias en Cusco y Puno es de 30.3% y 28.3%, respectivamente.

El nivel de precios

Con información del observatorio de precios del Digemid, el IPE construyó una canasta de los medicamentos más usados por los establecimientos públicos de salud y de los principales medicamentos del Petitorio Nacional Único de Medicamentos Esenciales 2015 del Minsa. Dicha canasta está compuesta por 22 fármacos distribuidos en 12 categorías terapéuticas como analgésicos, antibióticos, antiinflamatorios, entre otros.

De acuerdo a la canasta, los precios de medicamentos en presentación genérica, en promedio, son 63% más bajos en establecimientos públicos que en privados. En el caso de productos de marca, esta diferencia se amplía hasta 86%. Debido a limitaciones en la información provista por Digemid, este promedio corresponde solo a los establecimientos en Apurímac, Arequipa y Cusco. Los precios más baratos en establecimientos públicos se deben al ahorro en compras corporativas por parte del Minsa y EsSalud y a los subsidios directos en favor de los afiliados. Sin embargo, dado los altos niveles de desabastecimiento, las farmacias públicas no son competitivas.

Respecto a los precios en establecimientos privados, para el promedio de todas las regiones, por cada S/ 1 que cobra Inkafarma por medicamentos en presentación genérica, Mifarma cobra S/ 1.2 y las farmacias independientes cobran S/ 2.1. Limitaciones en la información no permiten realizar una comparación de precios en clínicas y otras cadenas de farmacias para todas las regiones. Sin embargo, para Cusco y Arequipa, los precios de medicamentos genéricos en clínicas y farmacias independientes, en promedio, son tres y dos veces mayores que los de Inkafarma, respectivamente.

Por otro lado, los precios de medicamentos en presentación de marca se multiplican, en promedio, por diez respecto a los medicamentos en presentación genérica. No obstante, los establecimientos privados muestran una estructura comparativa de precios similar.

Por último, los precios que establecen Inkafarma y Mifarma para los medicamentos en presentación genérica no muestran, en promedio, diferencias significativas entre las regiones. Por un lado, los precios en Arequipa para ambas cadenas son 1.6% mayores que el promedio de las regiones del sur; por el otro, los precios en Cusco son 0.9% menores. Sin embargo, en el caso de medicamentos en presentación de marca, las diferencias sí son significativas: los precios en Cusco son 15% mayores que el promedio de las regiones, mientras que los precios en Apurímac son 6.4% menores.
 
2018-02-26 – Desabastecimiento público (de medicinas) – Informe IPE – La República Sur

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *