La brecha salarial de género en la Región Áncash

9 de septiembre del 2018
Diario de Chimbote

 
El Foro Económico Mundial publica anualmente el Índice Global de Brecha de Género (IGBG). Según este índice, al ritmo actual, al mundo le tomaría cerca de 217 años cerrar la brecha de los salarios. Esta realidad no es ajena para el Perú y la región Áncash, de modo que, según proyecciones del IPE, alcanzar la paridad de los salarios según género en el país demoraría 84 años y recién se alcanzaría en 2101.

La brecha salarial entre hombre y mujeres asciende a 35.3% en Áncash, lo cual significa que el avance ha sido casi nulo desde 2012 (37.7%). Esto significa que, en la región, por cada S/ 1 que gana un trabajador hombre, una mujer gana en promedio tan solo S/0.65. De este modo Áncash se ubica entre las regiones con mayor brecha salarial a nivel nacional (puesto 7 de 25 regiones), muy por encima de la brecha promedio a nivel nacional (29.1%).

Las diferencias salariales se explican por un conjunto de características que difieren entre los trabajadores y que hacen que algunos sean más productivos que otros. Por ejemplo, mayor experiencia y mayor nivel educativo se asocian a mayores ingresos salariales. Así también hay otros factores a considerar como la industria en la que se trabaja, el tipo de empleo y la ubicación geográfica. Si se consideran estas características y se aísla solamente la diferencia salarial explicada por el género, entonces es previsible que la brecha salarial entre hombres y mujeres se reduzca. De este modo, la brecha corregida correspondería únicamente a lo atribuible a discriminación u otras características no observables de los trabajadores como la motivación, liderazgo, entre otros.

Sorprendentemente, tanto para Áncash como para el promedio nacional, la brecha salarial corregida es mayor que la brecha sin corregir, llegando a ser 35.9% y 34.1%, respectivamente. Este resultado implica que, incluso controlando por los factores como la educación, la experiencia y las horas trabajadas, las mujeres en Áncash terminan ganando en promedio tan solo el 64.1% de lo que ganan los hombres. Si bien parte de la brecha se puede atribuir a factores no observables, estos difícilmente pueden explicar toda la brecha y parte de la misma correspondería a discriminación laboral.

Según Hugo Ñopo, investigador principal de Grade, el hecho de que la brecha corregida sea incluso mayor que la brecha sin corregir se explica por dos razones principales. En primer lugar, las mujeres que trabajan tienen en promedio un mayor nivel educativo que lo hombres que trabajan. Ello implica que para alcanzar su salario actual han requerido más años de estudio que los hombres.

Asimismo, otro de los factores que explica la brecha tiene que ver con las dinámicas de trabajo doméstico. Según Grade, un hogar peruano requiere en promedio 30 horas de trabajo semanales, de las cuales 24 son realizadas por mujeres y solo 6 por hombres. Ello origina que una mayor proporción de mujeres opten por empleos de medio tiempo en comparación con los hombres y, por tanto, las mujeres requieren trabajar más horas para lograr su salario actual.
 
2018-09-09 - La brecha salarial de género en la Región Áncash - Informe IPE - Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *