2018-10-01_-_la_importancia_de_decidir

La importancia de decidir

1 de octubre del 2018
El Comercio

 
Elecciones ● Los gobiernos subnacionales, sin Lima, manejan casi dos tercios del presupuesto público nacional ● Ineficiencias en el gasto público cuestan al Perú 2,5% del PBI anualmente.
 
El domingo 7 de octubre se elegirá a más de 1.800 nuevas autoridades subnacionales, las que, sin considerar a Lima, tendrán la responsabilidad de casi dos tercios del presupuesto público. Por lo tanto, gran parte del futuro del país dependerá de las decisiones de los propios votantes. En este sentido, resulta relevante analizar la evolución de los gastos públicos en los últimos años según componentes de los gobiernos subnacionales, a fin de evaluar sus prioridades de gasto.

—Prioridades de gasto—
Según información del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en el período 2007-2017, los gobiernos locales han destinado sostenidamente un mayor gasto a la inversión pública. Esta representó el 53,2% del gasto total en ese período, seguido por bienes y servicios con 27%, y las remuneraciones con apenas el 10,5%. Por el contrario, el gasto en remuneraciones ha sido la prioridad de los gobiernos regionales. Estos últimos han destinado el 47,7% del gasto a remuneraciones, 25,3% a la inversión pública y 15% a bienes y servicios.

Esta mayor importancia de las remuneraciones en el gasto de los gobiernos regionales se viene incrementando en los últimos años. Al 2010, las remuneraciones representaban el 49% del gasto total de los gobiernos regionales; y la inversión, el 24,8%. Entre el 2011 y el 2013, la proporción de las remuneraciones cayó a 42,5% y la inversión pública se incrementó hasta 30,3%. Sin embargo, en el período 2014-2017, la participación de las remuneraciones respecto al gasto volvió a incrementarse hasta 50,1% y con ello, la inversión cayó a 22,7%.

En el caso particular de Lima, a diferencia del promedio nacional, el gasto con mayor importancia es bienes y servicios, lo cual representa el 40% del total de gasto local y el 19% del gasto regional durante el período 2007-2017. Se observa también una tendencia creciente en esta década. En los gobiernos locales, el gasto en bienes y servicios se incrementó de 32% del total de gasto en el 2009 a 48% en el 2017. Ello ha ido en detrimento de la inversión pública, la cual representó 38% del gasto en el 2009 y solo 25% en el 2017. Este comportamiento también se observa en los gobiernos regionales. El gasto en bienes y servicios pasó de 13% del total de gasto en el 2010 a 25% en el 2017, mientras que la inversión pública se redujo de 43% del gasto en el 2010 a 19% en el 2017.

—Canon sin inversión—
En la última década, el gasto en los gobiernos locales también ha estado sujeto a los ingresos por concepto de canon. En las regiones cuya inversión pública está financiada principalmente por el canon –más del 50% de su presupuesto–, el gasto local en inversión representó el 62% del gasto total, por encima del 56% que representó en las regiones con menor canon.

Hasta el 2013, el crecimiento promedio anual de la inversión local en las regiones con mayor canon y menor canon había sido similar: 28,6% en las regiones con más canon frente a 27,5% en las regiones con poco canon. Sin embargo, la caída de los precios de los metales se tradujo en una menor recaudación por canon. Así, entre el 2013 y el 2017, la inversión en las regiones con más canon cayó 29,1%, mientras que en las de menor canon aumentó 3,1%.

—Derroche de gasto—
El aumento en el gasto público no necesariamente implica una mejor calidad del gasto. Según un reciente estudio del BID, las ineficiencias del gasto público le cuestan anualmente al Perú 2,5% del PBI. Si bien es la segunda tasa más baja en América Latina, solo después de Chile (1,8% del PBI), estos recursos significan casi S/15 mil millones, casi cuatro veces el presupuesto del Midis.

Asimismo, el estudio menciona que en países donde no existen capacidades institucionales, rendición de cuentas y funciones de gasto bien definidas en los gobiernos subnacionales, la descentralización fiscal puede empeorar la eficiencia de los servicios públicos. En el Perú, existe un mayor riesgo, dado que, a pesar de ser un país políticamente unitario, tiene uno de los gastos subnacionales más altos de Latinoamérica como porcentaje del gasto del gobierno general (36,4%), por encima incluso del promedio de la OCDE (31,8%). Más aún, el ingreso en el 2019 de nuevas autoridades subnacionales, sin experiencia en la gestión pública, agrava el problema de falta de capacidades.
 
2018-10-01 - La importancia de decidir - Informe IPE - El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *