ANDINA/difusión

¿Por qué la economía de Perú no se vio afectada tras la renuncia PPK?

26 de marzo del 2018
Diario de Santiago

 
La agencia Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia del país, la bolsa subió, el dólar bajó y el terremoto político pasó sin provocar un caos económico.
 
Perú pone en alerta máxima a la policía, crece la expectación mundial, renuncia el presidente. Y la economía… como si no hubiera pasado nada.

La agencia Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia del país, la bolsa subió, el dólar bajó y el terremoto político pasó sin provocar un caos económico.

“La economía ni siquiera pestañeó”, le dijo a BBC Mundo Diego Macera, gerente general del Instituto Peruano de Economía (IPE).

“Los mercados habían anticipado lo que iba a ocurrir” y por eso esta crisis no ha tenido efectos económicos negativos en el corto plazo.

En eso coinciden varios economistas consultados por BBC Mundo, que piensan que el respeto a la autonomía del Banco Central, a las metas inflacionarias, a la estrategia de crecimiento abierta al mercado, son pilares que permanecen más allá de cualquier coyuntura política.

“Más allá del bien y el mal”

“Esos pilares están como más allá del bien y del mal”, dice Macera, porque nadie se atreve a tocar los cimientos de un sistema económico que por años ha dado buenos resultados.

“Estamos cautelosamente optimistas”, agrega. Revisando los últimos años, Perú ha empujado el crecimiento, a pesar de la baja en el precio de los metales.

El año pasado el crecimiento económico fue de 2,5% y para este año los distintos pronósticos bordean el 3,5%, dejando en claro que el cambio de gobierno no es un punto de inflexión para transformar las expectativas.

La inflación se mantiene baja (en torno al 1,3%) y la pobreza cerca del 21% (considerando que hace poco más de una década era de 58%).

Por el otro lado, hay riesgos que mantienen un nivel de preocupación en torno al déficit fiscal y la baja creación de empleos.

El trauma de los 80
¿Por qué los vaivenes políticos no afectan tanto al sistema económico?

“Es algo muy particular de Perú. Yo creo que puede tener que ver con un trauma. Fueron tan terribles los años que vivimos hacia finales de los años 80, que nadie quisiera volver a caer en eso. Como si tuviéramos una especie de conciencia colectiva de que la institucionalidad económica se respeta”, dice Macera.

Pareciera ser que más allá de las orientaciones políticas y la gigantesca fragmentación de los partidos, los cimientos del modelo “no se tocan”.

Carlos Paredes, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad del Pacífico dice, en conversación con BBC Mundo, que en la medida que baje la incertidumbre política aumentarán las posibilidades de crecimiento.

“Con menos ruido político podremos aprovechar la gran oportunidad que presenta el aumento en el precio internacional de los minerales”.

“Pienso que a pesar de la crisis política la estabilidad del sistema económico está asegurado”, comenta el economista. “No nos vamos a descarrilar porque eso ya nos pasó en los años 80 y no nos va a pasar de nuevo”, agrega.

Según Paredes lo que el país requiere con urgencia es una reforma de las instituciones. En los años 90 se reformaron las instituciones económicas, pero hubo retrocesos en materia de democracia que han dejado tareas pendientes, señala.

“Vemos con esperanza y escepticismo pragmático el posible inicio de un período con menos confrontación política”. Si el nuevo gobierno llega a acuerdos con el fujimorismo, es posible que aumente la inversión privada y se reactive el ciclo económico.

Los “601 días perdidos”
Hasta ahora una de las bases de la solidez macroeconómica ha sido la disciplina fiscal, un pilar que ha logrado mantenerse en pie en medio de tantos remolinos.

Aparentemente nadie está dispuesto a jugarse el capital político cambiando las reglas fundamentales de un sistema que, a pesar del fin del superciclo de las materias primas que terminó en 2013, ha seguido atrayendo inversiones y generando crecimiento.

“Lo que necesitamos ahora es estabilidad política para que se recupere la inversión y que se active la economía”, le dice a BBC Mundo Carlos Parodi, profesor de Economía de la Universidad del Pacífico.

“Yo diría que la estabilidad económica está asegurada porque las autoridades del Banco Centralson intocables hasta el 2021 y eso genera mucha tranquilidad. La duda es cuál será el nuevo equipo económico del gobierno y qué capacidad tendrá para tender puentes con el Congreso”.
 
Para ver la noticia original, haga clic aquí.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *