tributos en verde

Tributos en verde

16 de abril del 2018
El Comercio

 
Las cifras ● La recaudación del Impuesto a la Renta y el IGV mostró un comportamiento positivo durante el primer trimestre ● Esto por mayor consumo y mejora de la minería.
 
Durante la última semana, el presidente Martín Vizcarra indicó que las prioridades de gobierno se concentrarían en el cierre de la brecha de infraestructura y en el mejoramiento de la educación y la salud. Para ello, reconoce el mandatario, se requieren cuantiosos recursos que se obtendrían a partir de la expansión de la base tributaria y la eliminación de gastos innecesarios. Sin embargo, la trayectoria de los ingresos fiscales ha sido pobre en los últimos años. ¿Hay indicios de recuperación?

—Cambio de tendencia—
Durante el 2017, los ingresos tributarios como porcentaje del PBI acumularon nada menos que cinco años consecutivos de caída. Así, la recaudación de tributos del último año fue de solo 13,4% del PBI, lo cual significó una reducción de 3,7 puntos porcentuales (pp.) durante el último lustro.

A manera de referencia, el porcentaje llega a 19,8% en Colombia, 20,4% en Chile y supera el 20% para el promedio de la región.

Sin embargo, desde octubre del año pasado, los ingresos tributarios acumulan seis meses consecutivos de crecimiento. En el primer trimestre del 2018, la recaudación creció 14,6% y revirtió la tendencia decreciente. La recuperación –aún débil, pero en la tendencia correcta– responde al sostenido crecimiento de la recaudación por Impuesto General a las Ventas (IGV) y el fuerte aumento de la recaudación por Impuesto a la Renta (IR).

—Recuperación del IGV—
Durante el período 2010 y 2017 se registró una severa desaceleración en el crecimiento de la recaudación de IGV, que pasó de crecer 13% promedio anual entre el 2010 y el 2013 a solo 3,4% entre el 2014 y el 2017. En el primer trimestre del 2018, sin embargo, la recaudación de IGV se aceleró fuertemente y creció 8,5% en promedio. Dicha tasa sería la más alta registrada de los últimos cuatro años.

Este dinamismo responde a una mayor recaudación del IGV interno y externo.

El IGV interno, que grava las compras de bienes y servicios producidos en el territorio nacional, representa cerca de tres quintos del total recaudado por IGV.

El crecimiento de estos tributos durante el primer trimestre del 2018 fue de 7,5% y se explica, principalmente, por un incremento en la recaudación en los sectores comercio y otros servicios. Por otra parte, el crecimiento del IGV externo, que grava las importaciones y representa casi dos quintos del IGV total, creció 10%.

Ello se debe a un incremento, en parte, de las importaciones de combustibles (25,4% en el acumulado a febrero) y bienes de capital (7,0% a febrero); este último consistente con la recuperación de la inversión privada.

—Renta de mineras—
Luego de caer 1,2% en el 2017, la recaudación por IR registró un crecimiento de 10,3% en el primer trimestre del año.

La recuperación se explica, en buen parte, por la regularización de los pagos postergados debido al impacto en las empresas de El Niño costero y los mayores ingresos tributarios provenientes del sector minero.

En marzo del año pasado, la Sunat postergó el plazo para el pago de impuestos en 11 regiones afectadas por El Niño costero. Respecto a los ingresos del sector minero, en el primer trimestre la recaudación por IR de tercera categoría y regularización de dicho sector casi se triplicó respecto al mismo período del año anterior. Ello se explica por la mejora de los precios de los commodities exportables, que se traduce en mayores utilidades de las empresas mineras.

En ese sentido, es preciso recordar que, según el Banco Central de Reserva, el principal factor de la reducción de los ingresos corrientes en los últimos años ha sido la caída de los términos de intercambio. Como resultado de su deterioro en los últimos años, la recaudación proveniente del sector minero –que incluye Impuesto a la Renta de tercera categoría y regularización, regalías y los gravámenes e impuestos especiales a la minería– cayó 77,8% entre el 2011 y el 2016. Sin embargo, a raíz del incremento de los precios de exportación, durante el 2017 la recaudación proveniente del sector minero creció 99,6%. Esta tendencia continúa en lo que va del año, al crecer 130,9% en el acumulado a febrero del 2018.

—Recaudación por tamaño de contribuyente—
Esta dinámica de los ingresos fiscales provenientes del sector minero explica el desempeño de la recaudación según tamaño de contribuyente. Así, la recaudación de los megacontribuyentes, los cuales pertenecen en gran proporción a dicho sector, registra una fuerte recuperación desde finales del 2017 y, en lo que va del año, aumentó 25,4%.

Los megacontribuyentes se definen como una muestra seleccionada por la Sunat de 50 principales contribuyentes según niveles de recaudación, venta, compras, planillas y activos.

Por el contrario, la recaudación de las medianas y pequeñas empresas se mantiene en terreno negativo tras acumular 19 meses consecutivos de caída y un retroceso de 35% en lo que va del año.

Ello se explica por la continua caída de la recaudación no minera, principalmente en los sectores otros servicios y construcción. Luis Alberto Arias, ex jefe de la Sunat, señala que la recaudación no minera podría mejorar a medida que la actividad económica empiece a recuperarse y la Sunat centre su gestión en la facilitación del pago de impuestos.
 
2018-04-16 - Tributos en verde - Informe IPE - El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *