Brecha de género, Brecha salarial

Áncash: Brecha de género en ingresos laborales asciende a 26%

7 de septiembre de 2021

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

En los últimos años, se han observado notables avances en el cierre de la brecha salarial entre hombres y mujeres a nivel nacional. No obstante, la crisis sanitaria ha significado un duro golpe en el mercado laboral y, en particular, en la participación femenina en este. Según el INEI, en 2020 la cantidad de trabajadores hombres a nivel nacional se redujo en 10% respecto al 2019, mientras que las trabajadoras femeninas disminuyeron en 17%. ¿Cuáles han sido los efectos de la pandemia en la brecha salarial de género de la región Áncash?

Antes de la pandemia, ya se observaban brechas salariales en la región. Durante el 2019, el porcentaje de ingresos laborales masculinos que excedían a los femeninos en Áncash ascendía a 28.1%, ligeramente por encima del promedio nacional (25.8%). Esto significa que, de los S/ 1,386 que percibía, en promedio, un ancashino hombre antes de la pandemia, una mujer ancashina recibía el 72%, es decir, S/ 997.

Impacto de la pandemia

Con las medidas tomadas para contener la pandemia, el ingreso promedio de los trabajadores de la región se redujo en 15%. No obstante, el impacto en los ingresos masculinos (-17%) fue mayor que en los ingresos femeninos en Áncash (-14%), lo que llevó a una ligera disminución de la brecha salarial de género en la región en 2020 (de 28.1% a 25.4%). Sin embargo, dicha reducción fue menor a la observada en otras regiones del país, de modo que Áncash retrocedió del puesto 11 al 17 en este indicador, según el Índice de Competitividad Regional – INCORE 2021.

Parte de estas diferencias salariales podrían explicarse por características propias de cada individuo que influyen en su productividad, como el nivel educativo, la formalidad del empleo o el sector en el que se desempeña. Aun así, si realizamos una comparación más justa y corregimos por el efecto de dichos factores, se obtiene una brecha salarial incluso mayor en la región (36.4%). Es decir que, por cada sol que recibe un trabajador ancashino, una mujer ancashina recibe S/ 0.64.

Por otro lado, se observa un mayor efecto de la pandemia en el empleo femenino de la región. Según la Encuesta Nacional de Hogares 2020, mientras la población masculina ocupada se contrajo en 7%, la población ocupada femenina se redujo en 16%. Con ello, la cantidad de mujeres ancashinas que dejaron de trabajar (46 mil) fue casi el doble de la reducción de la población masculina ocupada (25 mil). Más aún, mientras la proporción de empleo informal en los varones alcanzó el 80% en 2020, esta cifra aumenta a 84% para las mujeres de la región.

Causas de las brechas

Si bien las brechas de género son un problema persistente en diversos países de Latinoamérica, el caso peruano resulta uno de los más inequitativos. Según el Índice Global de Brecha de Género 2021 elaborado por el Foro Económico Mundial, el Perú se ubica en el puesto 129 de 152 países evaluados en el indicador de igualdad salarial para trabajos similares. Una de las razones que podría explicar esta brecha es la mayor proporción de trabajadoras peruanas empleadas a tiempo parcial (43%) en comparación con los trabajadores peruanos (26%).

Al respecto, un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (2019) señala que la cantidad de mujeres empleadas a tiempo parcial se incrementa con la maternidad, puesto que las responsabilidades domésticas y el cuidado no remunerado son asumidos mayormente por la mujer. En ese sentido, el estudio sugiere políticas orientadas un reparto más equitativo de las labores domésticas, así como mejorar las condiciones de acceso de las mujeres al mercado laboral.

Brecha de género áncash

Te puede interesar:

Avance de la inversión pública – Septiembre 2021

Boletín IPE: Impacto de la pandemia sobre el tejido empresarial formal

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *