SISTEMA DE PENSIONES

Áncash: ¿Cómo funciona el sistema de pensiones?

3 de marzo del 2019
Diario de Chimbote

Informe realizado por el IPE para el Diario de Chimbote.

En las últimas semanas, el sistema de pensiones cobró especial relevancia en el debate público debido a la rentabilidad negativa que registraron las AFP el año pasado. En este sentido, es relevante analizar cómo funciona el sistema de pensiones y los retos que enfrenta para poner en contexto las cifras a nivel regional.

Opciones obligatorias
Los sistemas de pensiones tienen el objetivo de cubrir las contingencias de las personas durante la vejez a través del ahorro previsional. En el Perú, existen dos sistemas de ahorro obligatorio para la jubilación: el público, administrado por la Oficina de Normalización Previsional (ONP), y el sistema privado, administrado por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Las pensiones de los jubilados del primer grupo ascienden a S/696 y las del segundo, a S/1,403. Ambos se rigen a partir de reglas distintas y, por ende, sus desafíos también varían.

Público
El sistema público de pensiones funciona a partir de un fondo colectivo que contiene el 13% de las remuneraciones de todos los trabajadores afiliados. Este esquema garantiza una pensión mínima de S/415 para aquellos que sustenten 20 años de aportes. Asimismo, fija un tope máximo de S/857, por lo que la pensión varía en función al nivel de ingresos y a los años de aportes.

A nivel nacional, la ONP administra las pensiones de un cuarto de los trabajadores las cuales dependen, además de los aportes de los trabajadores, de las transferencias del Estado. Por ello, el principal desafío de este régimen es la sostenibilidad en el tiempo. En particular, preocupa que, dado el rápido envejecimiento de la población y la caída de la tasa de fecundidad, cada vez sean menos los que financien las pensiones de los jubilados.

Privado
En contraste, bajo el régimen privado, los afiliados aportan el 10% de sus remuneraciones, más comisiones, a una cuenta individual que genera rentabilidad en el tiempo. En este esquema, no existe una pensión mínima ni máxima y tampoco un periodo mínimo de aporte por lo que la pensión dependerá exclusivamente del tamaño del fondo y de la rentabilidad que este haya generado hasta la jubilación.

Este sistema administra los fondos de cerca de dos quintos de los trabajadores. No obstante, los bajos aportes pueden afectar seriamente las pensiones de los afiliados a este régimen. En este sentido, cabe mencionar que, en el 2017, se estimó que, producto de los bajos aportes, uno de cada cuatro pensionistas de las AFP recibe una pensión menor a S/415, es decir menor a la pensión mínima del sistema público.

Retos pendientes
Un desafío común a los dos sistemas de pensiones es la baja cobertura. Un tercio de los trabajadores no está afiliado a ningún régimen y en paralelo, el 57% de los jubilados no recibe ninguna pensión. En este sentido, Pensión 65 cumple un rol fundamental en cuanto a protección social ya que mensualmente otorga S/125 soles a adultos mayores en condición de extrema pobreza y que no reciben pensión. De no existir este programa, cuatro quintos de los jubilados no contarían con pensión.

Sistema de pensiones en Áncash
A nivel regional, no existe data desagregada respecto al sistema público. Respecto al sistema privado, según la SBS, en Áncash hay 177 mil afiliados a setiembre del 2018. Es decir, menos del 0.5% de la población ocupada está afiliada a alguna AFP. No obstante, cabe resaltar la importancia de Pensión 65 ya que un tercio de la población de 65 años y más es beneficiaria de este programa.
 
2019-03-03 - Áncash Cómo funciona el sistema de pensiones - Informe IPE - Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *