Andina/difusión

Áncash: infraestructura educativa

10 de marzo del 2019
Diario de Chimbote

Informe realizado por el IPE para el Diario de Chimbote.

Debido a las fuertes lluvias, derrumbes e inundaciones en diversos distritos de la región de Áncash, las autoridades dieron a conocer que las clases serían aplazadas hasta el 18 de marzo en 97 distritos. Si bien esta medida ha sido retractada, pone en evidencia la vulnerabilidad de la infraestructura educativa de muchos locales y las disparidades existentes entre los colegios ubicados en las diferentes provincias.

Infraestructura
El Censo Educativo 2018 reportó la presencia de un total de 4,573 instituciones educativas públicas en la región Áncash. Más de 2,200 colegios atendieron a niños de nivel inicial, 1,624 cubrían el nivel de primaria y solo 543 instituciones, el nivel secundario. El diseño, la calidad de la construcción y las amenazas naturales en la región son alguna de las causas de que solo el 14% de ellas hayan indicado tener todas sus aulas en buen estado. Así, cerca de la mitad de locales necesitaba mantenimiento o alguna reparación en sus aulas y un 13% necesitaba de una reparación total de la infraestructura.

La funcionalidad de la infraestructura es un factor clave para el proceso de enseñanza-aprendizaje en las escuelas; sin embargo, en muchas provincias el porcentaje de colegios que cumplía con los criterios óptimos de aulas en buen estado no llegó a superar el 30%. Las provincias de Sihuas (8%) y Huaylas (7.5%), reportaron tener un menor número de locales bajo condiciones adecuadas de ventilación, iluminación, seguridad, etc. Mientras que, en las provincias de Santa (34%) y Aija (28%), un mayor porcentaje de locales indicó necesitar algún tipo de reparación o mantenimiento en sus ambientes.

Saneamiento
En relación a la operatividad de los servicios básicos, entre el 2017 y 2018, la cobertura de agua potable se redujo de 81% a 73% y la de alcantarillado de 75% a 73%. A pesar de estos resultados, la región siguió ubicándose por encima del promedio nacional (49% en acceso a agua potable y 57% en alcantarillado). Asimismo, hubo diferencias considerables entre provincias. Mientras que en la provincia de Mariscal Luzuriaga un menor número de instituciones tenían acceso a agua (43%) y alcantarillado (54%), en Huari, la cobertura alcanzó el 90% y 92% respectivamente.

Por otro lado, un mayor porcentaje de escuelas ancashinas tuvieron acceso a electricidad (87%) en 2018, en comparación a 2017 (80%), llegando a superar el promedio nacional de 77%. En esa misma línea, el porcentaje de escuelas del nivel primaria que lograron acceder a internet se incrementó en el último año, pasando de 34% en 2017 a 37% en 2018. En las provincias de Santa y Carhuaz, la cobertura del servicio alcanzó el 64% y 60% respectivamente; en contraste, en Corongo, solo un 11% del total de instituciones indicaron tener acceso a ella.

Inversión en infraestructura
Debido a lo anterior, la inversión pública en infraestructura educativa cobra notable relevancia. En 2018, el presupuesto para la inversión en infraestructura en educación básica en la región ascendió a S/ 270 millones; sin embargo, solo fue ejecutado un 68% del monto total. Pese a que el gobierno regional y los gobiernos locales tenían una mayor participación en el presupuesto, estos registraron menores tasas de ejecución en el año. Ambos dispusieron de S/ 126 millones, sin embargo solo ejecutaron el 65% y 68% respectivamente. En contraste, el gobierno nacional, con un presupuesto menor de S/ 17 millones, tuvo un avance de 89%.
 
2019-03-10 - Áncash infraestructura educativa - Informe IPE - Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *