Áncash: Más de 71 mil trabajadores perdieron su empleo en 2020

20 de julio de 2021

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

El año pasado más de 2.2 millones de peruanos se quedaron sin empleo, según los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares del INEI. Por su parte, en Áncash se perdieron más de 71 mil empleos entre el 2019 y 2020. A pesar de la progresiva recuperación de la actividad económica y la consecuente recuperación de los puestos de trabajo, aún existen retos importantes para la recuperación y mejora de la calidad del empleo en la región.

Deterioro del empleo

Entre el 2011 y 2019, el empleo en Áncash aumentó de 573 mil trabajadores a casi 639 mil, lo cual estuvo acompañado un incremento de la tasa de empleo adecuado, que pasó de 39.8% a 49.2% en el mismo periodo. Es decir, en 2019, la mitad de los trabajadores ancashinos trabajaban 35 o más horas a la semana y recibían ingresos por encima del ingreso mínimo referencial determinado por el INEI, o trabajaban menos de 35 horas semanales y no deseaban trabajar más horas.

No obstante, debido al impacto de la pandemia, el empleo en la región cayó 11.2% durante el 2020. Más aún, la pandemia ha generado un deterioro de la calidad del empleo. Por un lado, la tasa de empleo adecuado en Áncash se redujo significativamente, pasando a 31.6% del total de empleados. En esta línea, el deterioro del mercado laboral generó un incremento de la informalidad laboral. En Áncash, el porcentaje de empleos informales aumentó de 78.1% en 2019 a 81.8% en 2020, cifra superior al promedio nacional (75.3%).

La mayor pérdida del empleo en la región se dio en sectores de servicios, como el hotelero (-43.0%) y el comercio (-33.0%). En cambio, el empleo en el agro -sector con la mayor tasa de empleo informal (97.4%)- se incrementó 9.0%, dado que la actividad no se paralizó durante la emergencia sanitaria. Esta migración del empleo hacia sectores menos productivos, como el agro tradicional, podría perjudicar la productividad de los trabajadores y, en el largo plazo, frenaría el aumento de sus ingresos laborales.

En cuanto a grupos de edades, los más perjudicados fueron los trabajadores ancashinos de 14 a 18 años (-27.9%), principalmente de las zonas urbanas y en el sector comercio. En contraste, se incrementó el número de trabajadores de 19 a 24 años (+12.1%), lo que se explica principalmente la gran cantidad de jóvenes que pasaron a emplearse en el sector agropecuario. Por su parte, los trabajadores adultos -de 25 años a más- experimentaron una caída del empleo de 12.1%, la cual se dio en mayor magnitud en las áreas urbanas de la región.

Recuperación del empleo

Desde abril de este año, el Ministerio de Trabajo otorga subsidios parciales a trabajadores con salarios menores a S/ 2,400, con el fin de promover el empleo en el sector privado. Según el titular de la cartera, Javier Palacios, dicha medida ha generado alrededor de 342 mil puestos de trabajo. Si bien esta medida permite preservar el empleo en el corto plazo, no apunta a solucionar los retos de largo plazo del mercado laboral, el cual requiere de mejores condiciones de trabajo para asegurar la recuperación de los ingresos de los hogares. Al respecto, la OCDE señala que, además de priorizar la aplicación de vacunas contra el COVID-19, se debe promover la inversión privada para fomentar la creación de empleos formales y productivos.

Te puede interesar:

Termómetro Económico – Segunda quincena julio 2021
Áncash mejora en competitividad y se ubica en el puesto 10 del INCORE 2021

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *