Áncash: Pobreza regresa a niveles de hace 11 años

31 de mayo de 2021

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

De acuerdo con los resultados de la última Encuesta Nacional de Hogares del INEI, la pobreza en el Perú se incrementó de 20.2% en 2019 a 30.1% en 2020, debido a la paralización de las actividades económicas en el contexto de pandemia. Ello representa un retroceso al nivel de pobreza de hace diez años: 30.8% en 2010. Por su parte, la pobreza en Áncash aumentó de 17.5% en 2019 a 29.8% en 2020, cifra similar a la observada en 2009 (30.3%), lo cual implica que más de 145 mil habitantes ancashinos pasaron a vivir en condiciones de pobreza.

Pobreza pre-pandemia: 2004-2019

En los años previos a la pandemia, la pobreza en Perú había logrado reducirse de manera significativa al caer de 58.7% en 2004 a 20.2% en 2019. Por su parte, la reducción de la pobreza en Áncash fue mayor que en el promedio nacional, al descender de 62.2% en 2004 a 17.5% 2019. Así, la región logró ubicarse en un nivel por debajo de la cifra nacional y por debajo de regiones vecinas como La Libertad (24.7%) y Piura (24.2%).

No obstante, la velocidad de reducción de la pobreza –en la región y a nivel nacional- había sido menor a partir del 2013. Esto se asocia a la desaceleración del crecimiento económico, que pasó de un promedio anual de 6.5% en el periodo 2004-2012 a 3.4% en 2013-2019.

Características de la pobreza 2020

Debido al impacto de la pandemia, la pobreza en Áncash ascendió a 29.8% en 2020, nivel similar al observado hace once años. En particular, el incremento de la pobreza fue mayor en las zonas urbanas (de 6.6% a 21.8%) que en las áreas rurales (de 36.5% a 44.2%). Ello se debe a que la actividad económica principal de las zonas rurales –el agro- se mantuvo activa durante los meses de confinamiento estricto. No obstante, cabe señalar que los niveles de pobreza rural aún son significativamente más altos que los urbanos.

Por otro lado, según la Organización Internacional del Trabajo, las medidas de confinamiento habrían afectado en mayor medida a aquellos trabajadores que pertenecen a la informalidad. Así, la pobreza entre los trabajadores ancashinos informales aumentó de 20.0% en 2019 a 30.4% en 2020, mientras que la pobreza entre los trabajadores formales se incrementó en menor medida (de 2.4% a 4.1%).

Existen notables diferencias en el acceso a educación según condición de pobreza. En Áncash, la pobreza entre la población con educación básica completa (22.3%) es bastante menor que entre lo que no culminaron la educación básica (32.9%). Según el Banco Mundial, el menor acceso a educación durante la pandemia afectará a los ingresos futuros de esta generación de estudiantes, lo cual a su vez limitaría su capacidad para salir de la pobreza.

Perspectivas 2021

El Instituto Peruano de Economía (IPE) estima que la economía del país crecería 10.4% en 2021 y alcanzaría sus niveles prepandemia hacia el primer semestre de 2022. No obstante, la pobreza podría tardar más en recuperarse. Según Álvaro Monge, socio de Macroconsult, existe un riesgo de que la pobreza no llegue a reducirse a niveles pre-pandemia en el corto plazo, sino que se estabilice en niveles altos, al menos por un tiempo. Ante ello, Carolina Trivelli, ex ministra de Desarrollo e Inclusión Social, señala que aún se requiere implementar programas de emergencia con atención focalizada para los más afectados. Asimismo, frente al impacto que dejó la pandemia, resalta la urgencia de articular una red básica de protección social para toda la población.

Diario chimmbote pobreza

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *