Áncash: SIS para todos

22 de diciembre del 2019
Diario de Chimbote

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

A fines de noviembre, el Ejecutivo aprobó un Decreto de Urgencia que establece que todas aquellas personas que no cuenten con ningún seguro pasarán a formar parte de los afiliados del SIS. Esta medida beneficia a 130 mil ancashinos; sin embargo, también presenta un reto para un sistema de salud que de por sí, ya presenta deficiencias. Al respecto, resulta relevante analizar las características del servicio del SIS ofrecido en la región.

Seguros de salud
Contar con un seguro de salud es importante porque cubre posibles procedimientos médicos costosos, pero también porque promueve la prevención de enfermedades y, por lo tanto, el bienestar y la productividad de la región. En particular, el no poseer un seguro de salud es riesgoso para las personas de bajos recursos, pues un cáncer o una enfermedad terminal pueden generar que la calidad de vida de una familia se deteriore considerablemente. En ese sentido, el SIS gratuito se crea en el 2002 con el objetivo de beneficiar a las personas en situación de pobreza o pobreza extrema.

En la región, el porcentaje de personas que carecen de seguro de salud se ha reducido rápidamente. En el 2007, el 60% de ancashinos afirmaba no contar con un seguro de salud según el censo de ese año. Once años después, según el censo 2017, solo el 19% de la población se encontraba en esta situación. Gran parte de este avance se debe al SIS, pues la cantidad de afiliados que tuvo en su año de creación (243 mil) se triplicó para el 2019 (754 mil, 64% de la población de Áncash). Dado que el 99% de estos asegurados tienen el plan gratuito del SIS, es posible que este incremento se deba a grandes filtraciones en el registro.

Calidad del servicio
La cantidad de recursos con los que cuenta el SIS parecen no ser suficientes para atender debidamente al gran número de afiliados. Por ejemplo, según la Dirección General de Medicamentos, Insumo y Drogas (DIGEMID), ningún establecimiento de salud público de la región cuenta con una adecuada disponibilidad de medicamentos e insumos médicos. El 95% de los establecimientos cuentan con disponibilidad baja y el resto, con disponibilidad regular. En particular, de los doce hospitales que existen en Áncash, nueve presentan disponibilidad baja.

En cuanto a infraestructura, en el SIS hay en promedio un establecimiento por cada 1,811 mil afiliados al SIS, mientras que los seguros privados cuentan con un establecimiento cada 385 asegurados. Estas diferencias son aún más resaltantes si se toma en cuenta la capacidad de estas instalaciones. Los establecimientos donde se pueden atender los afiliados al SIS son en su gran mayoría (84%) puestos de salud, postas y consultorios que no cuentan con hospitalización, centro quirúrgico, bancos de sangre ni laboratorios clínicos.

Por otro lado, también existe un déficit de recursos humanos en el sector. Según el titular de la Dirección Regional de Salud de Áncash, en el hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón falta por lo menos cinco traumatólogos y anestesiólogos, y en tres hospitales se necesita más médicos emergencistas. Asimismo, en una supervisión realizada en mayo de este año, la Defensoría del Pueblo encontró problemas en la atención del hospital Víctor Ramos Guardia de Huaraz. Entre los más resaltantes se encuentran colas desde las 2:00 am hasta las 6:30 am para obtener una cita, retrasos en el inicio de la atención al público y carencia de sillas y techos en los espacios de espera.
 
2019-12-22 – Ancash SIS para todos – Informe IPE – Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *