Apurímac: Desnutrición crónica y anemia

25 de mayo de 2021

Informe IPE – Chaski (Apurímac)

La desnutrición crónica infantil es uno de los problemas de salud pública más frecuentes a nivel mundial, con mayor incidencia en países de ingresos bajos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta se refiere al estado en el que el niño presenta una talla insuficiente para su edad, debido a la carencia de nutrientes esenciales para su crecimiento. Por su parte, la anemia ocurre cuando no se tiene una cantidad adecuada de glóbulos rojos en la sangre.

Entre 2009 y 2020, la tasa de desnutrición crónica en niños menores de cinco años en el Perú se redujo a la mitad al pasar de 23.8% a 12.1%, mientras que la prevalencia de anemia en menores a tres años de edad disminuyó de 50.4% a 40.0%. ¿Cuál ha sido el desempeño de Apurímac respecto a estos indicadores?

Evolución 2009 – 2020

Los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) indican que la desnutrición crónica en niños menores a cinco años en Apurímac alcanzó el 17.5% en 2020, evidenciando una notable reducción respecto del resultado 2009 (34.8%). Asimismo, la prevalencia de anemia menores de tres años también muestra reducción en la región al pasar de 66.1% en 2009 a 49.9% en 2020, una mejora de 16 puntos porcentuales. No obstante, durante dicho período, las tasas de desnutrición infantil y anemia se han mantenido por encima del promedio nacional. Más aún, en 2020, las brechas registradas se han incrementado en el contexto de la pandemia por COVID-19.

2020: el impacto de la pandemia

Si bien la anemia se puede originar por diversas causas, la OMS estima que más de la mitad de los casos se producen por la deficiencia de hierro en el organismo. En ese sentido, el incremento de prevalencia de anemia en Apurímac de 47.9% en 2019 a 49.9% en 2020 podría estar asociada con la caída en el consumo de suplementos de hierro en niños menores a tres años, que disminuyó de 50% en 2019 a 41% en 2020.

Asimismo, el deterioro en los indicadores de nutrición infantil podría estar reflejando el impacto de la pandemia sobre las condiciones de vida de las familias. Esto debido a que, como señala el Ministerio de Salud, los problemas de malnutrición están asociados con múltiples factores como las brechas de acceso a servicios básicos y de salud, las inadecuadas prácticas de alimentación, y la pobreza. En Apurímac, este último indicador se incrementó de 29.1% en 2019 a 35.5% en 2020.

Consecuencias económicas

Un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) encuentra que un primer impacto económico de la desnutrición se observa en el gasto que realizan las familias o el Estado para tratar la desnutrición o enfermedades asociadas a esta. Además, en el largo plazo, la desnutrición afecta el desarrollo cognitivo y los niveles de escolaridad de niños y niñas, lo que se traduce en pérdidas de capital humano y productividad.

Por otro lado, dicho estudio señala que los costos económicos de la desnutrición para la sociedad en su conjunto también se reflejan en los gastos en educación por los años extra de los niños repitentes en el sistema, producto de una menor capacidad de atención y aprendizaje. Finalmente, el estudio estima que, para el 2017, estos costos fueron equivalentes a una disminución promedio del 5% en el ingreso per cápita en América Latina y el Caribe.

Te puede interesar:

Termómetro Económico – Segunda quincena mayo 2021

Apurímac: radiografía de las votaciones presidenciales a nivel distrital

2021-05-24 - Apurímac_desnutrición crónica y anemia - Informe IPE - Chaski

COMENTARIOS

  1. Karla Hidalgo
    Septiembre 10, 2021 Responder

    Es un buen informe pero considero que hubiera sido mejor si compararían con años más cercanos dado qué hay como 11 años de diferencia en algunas estadísticas. Asimismo, se evidenció un progreso en nuestro país pero aún así se evidencia mucha falta de ayuda por parte del estado y no sólo en Apurimac sino en muchas partes de nuestro país, donde los medios de comunicación ni el gobierno llegan.

  2. En mi opinión me parece injusto que el gobierno no tome en cuenta estas estadísticas que nos vienen arrastrando año tras año y perjudica a los niños. Es importante brindar un apoyo más que económico, saludable puesto que al no contar con los alimentos necesarios para crecer sanos y fuertes , sufren este tipo de desnutrición y anemia los cuales pueden ser mortales debido a las situaciones precarias en las que viven. Debemos tener en cuenta que los niños son el futuro de nuestro país.

  3. La desnutrición crónica infantil constituye uno de los principales problemas de Salud Pública en el Perú, que afecta al 19,5% de niños menores de cinco años. … Además, la desnutrición crónica infantil genera daños permanentes e irrecuperables después del segundo año de vida en nuestra población.

  4. Ismael Hurtado
    Septiembre 10, 2021 Responder

    Muy cierto la verdad, la anemia y la desnutrición infantil en el Perú es un dilema muy importante a tratar y sobre todo a solucionar ya que está afectando a la población vulnerable de nuestro país, los niños. Además hay que ser conscientes que tenemos unas tasas elevadas de desnutrición y anemia, y si queremos un mejor futuro para los niños del país ese es un tema s solucionar lo más pronto posible

  5. La anemia es un problema que aqueja al Perú a lo largo de su historia, demostrando la incapacidad del ministerio de salud.

  6. Andres Apolaya
    Septiembre 10, 2021 Responder

    Una de la causas de la desnutrición y anemia se debe también a raíz del deficit económico que viene presentando nuestro país

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *