Apurímac, educación, presupuesto, regiones, Perú

Apurímac: el 22.9% del presupuesto de la región ha sido asignado a educación

22 de julio del 2020
Diario Chaski

Informe IPE – Diario Chaski (Apurímac)

Hace unas semanas, el Congreso aprobó un dictamen de reforma que busca establecer que el Estado asigne al sector educativo un monto no menor al 6% del Producto Bruto Interno (PBI). No obstante, según la Constitución, el Congreso no tiene iniciativa de gasto, por lo que no puede crear ni aumentar gastos públicos, pues eso le compete al Poder Ejecutivo. Por otro lado, antes de considerar un aumento en el presupuesto público, se debería buscar una mayor eficiencia del gasto, elevando su tasa de ejecución y orientándolo a una mejora en el aprendizaje con el objetivo de cerrar brechas y aumentar la calidad educativa del país. En este contexto, surge la importancia de analizar el presupuesto destinado a la educación en la región Apurímac.

¿Cómo ha sido la evolución del presupuesto asignado a la educación?
La evolución del presupuesto público asignado al sector educativo sobre el PBI en Perú ha mostrado una tendencia creciente desde el 2011, aumentando de 3.5% a 4.2% en 2019. Analizando esta proporción a nivel regional usando el PBI de Apurímac, se percibe que esta tasa fue mayor al promedio nacional entre 2007 y 2019. Asimismo, se observa que, a partir del 2015, esta disminuyó de 20.4% a 8.4% en 2019. No obstante, la reducción de esta proporción puede deberse al aumento considerable de la producción regional desde el inicio de operaciones del proyecto minero Las Bambas en 2016, ya que el presupuesto asignado a la educación tuvo un aumento de 48 millones de soles en promedio anualmente entre 2015 y 2019.

Sobre el presupuesto total, en los últimos años, el sector educativo ha sido al que más monto se le ha asignado a nivel nacional. Desde el 2015, el presupuesto dirigido a la educación se ha mantenido por encima del 16% del presupuesto total, llegando a 17.0% en 2020. A nivel regional, en Apurímac se percibe un aumento de esta proporción entre 2010 y 2015, pasando de 20.5% a 27.4%. No obstante, a partir de ese año, este porcentaje disminuye. A pesar de que se aprecia un aumento en el año 2019 a 25.8%, en 2020 se asignó 22.9% del presupuesto total al sector educativo.

Distribución y ejecución del gasto
Asimismo, es relevante analizar en qué se destinan de los recursos del sector educativo y qué proporción del presupuesto se llega a ejecutar. En Perú, casi el 60% del presupuesto se dirige a las remuneraciones del personal docente, mientras que aproximadamente el 20% se destina a la inversión en infraestructura. En Apurímac, esta distribución cambia ligeramente: se le asigna el 54.3% del presupuesto del sector al pago de sueldos del personal y 30.6% a la inversión pública. Sobre la ejecución del presupuesto total, se observa que en 2019 este asciende a 90.7% en Perú y 92.0% en Apurímac. Por otro lado, la tasa de ejecución en la inversión pública cae a 81.5% en Apurímac; sin embargo, esta proporción se encuentra por encima del promedio nacional (69%). Cabe destacar que, a pesar de que el avance en la construcción de edificios y estructuras llega al 82.7% en la región, solo el 10.8% de colegios públicos se encontraron en buen estado en 2018.

¿Dónde dirigir la inversión en educación?
Aunque asegurar la eficiencia en el gasto público signifique aumentar la tasa de ejecución del presupuesto asignado, también es necesario que el gasto esté orientado a una mejora en el aprendizaje. Según el Banco Mundial, un mayor gasto no siempre se transforma en una mejora en la calidad educativa. Esto se debe principalmente a que el presupuesto no favorece a los estudiantes de grupos socioeconómicos más bajos y porque los recursos asignados no llegan a todos los colegios.

Por otro lado, asegurando el uso eficiente de los recursos, de acuerdo con la OCDE, es necesario optimizar la carrera docente mediante mejoras en las condiciones de trabajo (como el salario) y continuar profesionalizando la enseñanza para aumentar la calidad de los profesores. Países que priorizaron esta última medida mostraron mejores resultados en las pruebas PISA. Asimismo, se debe implementar partidas presupuestales para la inversión educativa en áreas remotas. Esto es importante para la región, considerando que 5 de cada 10 personas en Apurímac pertenecen a las áreas rurales. Finalmente, en un estudio del Banco Mundial, se encontró que, por cada dólar invertido en infraestructura y equipamiento de escuelas primarias, el rendimiento escolar aumentaba entre 1.8 y 1.9 puntos porcentuales.
 
2020-07-22 – Apurímac el 22.9% del presupuesto de la región ha sido asignado a educación – Informe IPE – Chaski

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *