conflicto social

Apurímac es la segunda región con mayor conflictividad social

12 de noviembre de 2021

Informe IPE – Chaski (Apurímac)

El pasado setiembre, la Defensoría del Pueblo reportó 198 conflictos sociales a nivel nacional, de los cuales 13 corresponden a Apurímac, con lo que la región se encuentra entre las cinco con mayor número de conflictos sociales en el país. Ello indica un grado de insatisfacción de la población ancashina respecto al funcionamiento de las instituciones.

Con instituciones nos referimos a las reglas de juego -ya sean leyes, normas o costumbres- que definen el comportamiento de las personas de una sociedad. Estudios indican que la calidad de las instituciones impacta sobre el desempeño económico de un país en el largo plazo. En ese sentido, no se puede alcanzar un crecimiento sostenido sin una adecuada institucionalidad.

Instituciones en Apurímac

En el Índice de Competitividad Regional – INCORE 2021, elaborado por el Instituto Peruano de Economía, Apurímac ocupa el puesto 17 de 25 regiones en el pilar Instituciones. Si bien ello implica un aumento de tres posiciones respecto a la edición anterior, la región presenta resultados desfavorables en el nivel de conflictividad social y la percepción de la gestión pública regional.

Apurímac se mantiene como la segunda región con mayor conflictividad social por cuarto año consecutivo, al registrar 2.3 conflictos sociales activos por cada mil habitantes en 2020. Más aún, de los 13 conflictos activos y latentes registrados a setiembre del 2021, 7 corresponden a conflictos mineros. En particular, se registran 4 conflictos sociales relacionados a demandas hacia la empresa Minera Las Bambas por parte de las comunidades de la región.

En tanto, Apurímac ocupa el puesto 20 en el indicador de percepción de la gestión pública regional. Así, en 2020, apenas 4 de cada 10 pobladores adultos apurimeños consideran que la gestión del Gobierno Regional es buena o muy buena. Esto implica un empeoramiento respecto a la percepción de la gestión del 2019, cuando 5 de cada 10 adultos de la región aprobaban la administración pública regional.

Por su parte, la ejecución de la inversión pública disminuyó de 76% en 2019 a 72% en 2020, con lo que Apurímac pasó de ocupar el puesto 5 al 8 en dicho indicador. Esta reducción se explica principalmente por el menor gasto de inversión por parte de los gobiernos locales de la región.

Mejoras en seguridad ciudadana

Por otro lado, se observaron mejoras en los indicadores de seguridad ciudadana de Apurímac. La tasa de criminalidad disminuyó de 9.0 denuncias de delitos por cada mil habitantes en 2019 a un ratio de 7.9 en 2020. Asimismo, la región pasó de ocupar el puesto 10 al 7 en el indicador de percepción de inseguridad, al pasar de registrar 81% de población urbana que percibe inseguridad en su zona o barrio a un porcentaje de 74%. Finalmente, el número de homicidios por cada 10 mil habitantes disminuyó de 3.5 en 2019 a 2.2 en 2020, escalando del puesto 18 al 13 en el ranking regional.

Chaski instituciones 12-11-2021

Te puede interesar:

Trabe y destrabe de la inversión regional

Avance de la inversión pública – Octubre 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *