Apurímac: Pobreza monetaria se redujo a 31.8% en 2018

7 de mayo del 2019
Chaski

Informe realizado por el IPE para el diario Chaski de Apurímac.

De acuerdo al INEI, la pobreza monetaria en la región Apurímac se redujo de 35.9% en 2017 a 31.8% en 2018. Pese a que dicha reducción fue la cuarta más grande a nivel nacional, Apurímac es la octava región con mayor incidencia de pobreza en el país. En este contexto, resulta relevante conocer el perfil de la pobreza en la región.

Evolución
En 2004, la pobreza afectaba a poco más del 70% de la población apurimeña, lo cual equivalía a poco más de 308 mil personas. Al 2018, el nivel de incidencia se ha reducido alrededor de 38.6 puntos porcentuales (pp.), caída similar a la registrada a nivel nacional (38.2 pp.). Sin embargo, se evidencia un contraste en la disminución de la pobreza según ámbito. Por un lado, en la zona rural de la región la tasa de pobreza se redujo en 47.6 pp. y pasó de 83.6% en 2004 a 36.0% en 2018. En cambio, en la zona urbana descendió de 40.2% a 26.2% en el mismo periodo, lo cual representó una caída de solo 14.0 pp.

Educación
El acceso a servicios básicos como la educación es fundamental para la reducción de la vulnerabilidad de los hogares a condiciones de pobreza. Además, mantiene una relación positiva con la productividad y empleabilidad de las personas. En la región se registra una diferencia considerable entre el nivel educativo alcanzado por sus habitantes según condición de pobreza. Mientras que el 44% de personas no pobres de la región logró completar educación básica, solo el 25% de personas pobres logró ese mismo nivel. Por otro lado, resulta preocupante la proporción de personas que no accedieron a la educación en la región: el 20% de personas pobres y el 16% de personas no pobres no cuentan con algún nivel de instrucción.

Empleo e informalidad
Según un informe de la FAO, la precariedad y la informalidad laboral son dos factores que contribuyen a la alta prevalencia de pobreza en la población rural de América Latina. En Apurímac, el nivel de informalidad (88%) es el tercero más alto a nivel nacional, muy por encima del promedio nacional (72%). Así, el 98% de personas pobres mayores de catorce años de la región laboran informalmente. En cambio, entre las personas no pobres, el 84% trabajan en el sector informal.

En cuanto a la actividad económica que desempeñan los trabajadores de la región, destaca la agricultura que emplea a tres cuartos de personas pobres y a la mitad de los no pobres. En vista de estas cifras, es de esperar que el desempeño de las actividades agrícolas y ganaderas impacte en los niveles de pobreza. En ese sentido, resalta el proyecto “Aliados II” de Agro Rural, que cofinancia iniciativas de organizaciones campesinas en Ayacucho, Huancavelica, Junín, Apurímac y Cusco.
 

2019-05-07 - Apurímac Pobreza monetaria se redujo a 31.8% en 2018 - Informe IPE - Chaski

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *