Arequipa con y sin minería

16 de septiembre del 2019
El Comercio

Informe de El Comercio – IPE

Relevancia. Esta actividad económica representa casi un tercio del PBI de esta región. En el 2018, sin el aporte tributario de la minería, el presupuesto per cápita en esta zona habría sido 11,6% menor.
 
En el segundo trimestre del año, el PBI de Arequipa cayó 1,6%, el mayor retroceso desde el 2015, ante el desempeño negativo de los sectores minería (-9,9%) y manufactura (-3,2%). Este resultado se debió, principalmente, a la baja producción y refinación de cobre. Esta caída temporal se podría volver más regular en el mediano plazo sin la realización de nuevos proyectos mineros. Así, en el marco del desarrollo de la convención minera Perumin en Arequipa, que empieza hoy, cabe analizar la importancia de la minería para esta región.

—Desarrollo minero—
Arequipa es la segunda región con la mayor actividad económica a escala nacional, solo por detrás de Lima. En los últimos 12 años, la región creció a un ritmo promedio anual de 5,8%, por encima del promedio nacional (4,8%). Este dinamismo se explica, principalmente, por el desarrollo de la industria minera. En esta región, ese sector representa casi un tercio del PBI y, durante los últimos 12 años, registró un crecimiento promedio de 8,9%. Asimismo, en el 2018, representó el 17% de la producción minera a escala nacional, con lo que se convirtió en la región con la mayor actividad minera del país.

El avance del sector minero en Arequipa se traduce en un mayor nivel de riqueza. Por ejemplo, en el 2018, el PBI per cápita de la región ascendió a S/23.100 y se consolida como el segundo más importante en el ámbito nacional, solo por debajo de Moquegua (S/45.500). En un ejercicio de cálculo simple, si no existiese actividad minera en Arequipa, el PBI per cápita de la región en el 2018 hubiese sido de S/14.600. Es decir, sería menor que el promedio nacional (S/16.100) y similar al de regiones como Apurímac (S/14.700) y Madre de Dios (S/14.500).

—Recaudación—
Uno de los mecanismos por los que la minería tiene un impacto sobre la población local es a través de los impuestos que pagan las empresas del sector. Estos ingresos son transferidos en gran proporción a los gobiernos subnacionales y son utilizados, en gran medida, en proyectos de inversión pública.

En los últimos 12 años, los gobiernos subnacionales en Arequipa han recibido más de S/6.200 millones por transferencias de canon y regalías mineras. En el 2018, esos ingresos ascendieron a S/825 millones y representaron casi un quinto del presupuesto total de los gobiernos subnacionales en la región. Además, entre el 2007 y el 2018, dichas transferencias aumentaron a un ritmo anual de 15,3%, nivel superior al crecimiento promedio (13,1%) del presupuesto total de la región. Así, en ese período, el presupuesto público per cápita en Arequipa ascendió, en promedio, a S/3.419 por habitante. Sin embargo, de no haber recibido dichas transferencias, el presupuesto por habitante hubiese sido S/3.022, lo cual equivale a una caída de 11,6%.

Por otro lado, entre el 2007 y el 2018, el gasto total financiado por canon y regalías mineras ascendió a S/5.900 millones; es decir, casi S/222 millones de las transferencias por dichos conceptos no se ejecutaron. El gasto total se enfocó, principalmente, en inversión pública (S/4.600 millones). En cuanto a la distribución de estos recursos según función, en los últimos cinco años, los gobiernos subnacionales destinaron más de la mitad de la inversión total a obras de infraestructura vial (37%), proyectos deportivos y culturales (14,2%), y mejoramiento de locales educativos (13,7%).

—Cartera de proyectos—
El gran potencial geológico de Arequipa se refleja en el tamaño de su cartera de futuros proyectos mineros. A junio del 2019, esa cartera ascendía a US$5.400 millones, con proyectos de exploración por US$33 millones. Así, Arequipa se posiciona como la cuarta región con la mayor cartera de inversión, superada solo por Cajamarca (US$18.200 millones), Apurímac (US$10.100 millones) y Moquegua (US$6.400 millones).

La ejecución de los proyectos en cartera en Arequipa implicaría importantes beneficios para la región y el país. Para estimar el impacto a escala nacional, se cuantifica el efecto de los proyectos sobre el propio sector minero, los sectores que proveen insumos a la minería, y otros que se benefician del consumo de las remuneraciones generadas. Aparte de la fase de construcción, si todos los proyectos pendientes entraran en operación a la vez, se espera que el valor anual de la producción minera a precios del 2007 de toda la cartera pendiente en Arequipa ascienda a aproximadamente US$3.300 millones. Con ello, tomando en cuenta los multiplicadores de la actividad, el PBI nacional se incrementaría en casi US$4.000 millones, o el equivalente a 1,7% del PBI.

La recaudación subiría en más de US$850 millones en impuestos. Esto último equivale a casi la mitad del presupuesto total de la región Arequipa en el último año.

—Dinamismo en otros sectores—
El crecimiento de la actividad minera en Arequipa también ha venido con el desarrollo de otros sectores económicos. Por ejemplo, entre el 2007 y el 2018, el sector construcción registró el mayor ritmo de crecimiento anual (10,6%) y sectores no primarios como comercio, transporte y alojamiento crecieron a tasas por encima del 5%. Además, este dinamismo se traduce en un mayor nivel de empleo –entre el 2007 y el 2018, el empleo en los sectores no primarios creció 14,7%–.

Según información de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCI), los proveedores locales de la minería aportan aproximadamente 3% del PBI nacional. Al respecto, Daniel Escalante, gerente del Clúster Minero del Sur de la CCI y del Banco de Desarrollo de América Latina, menciona que ese aporte representa una oportunidad para incrementar los encadenamientos de la minería con otros sectores. Por ello, actualmente, el Clúster Minero del Sur identifica los principales desafíos del sector minero, para que los proveedores locales con base tecnológica puedan desarrollar productos y servicios tomando en cuenta estas demandas. Estos proveedores locales abarcan distintos sectores como metalmecánica y textil.
 
2019-09-16 - Arequipa con y sin minería - Informe IPE - El Comercio

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *