Brecha de género en Áncash

10 de noviembre del 2019
Diario de Chimbote

Informe IPE – Diario de Chimbote (Áncash)

La lucha para reducir la brecha de género en el Perú requiere de mayor esfuerzo. Entre el 2007 y el 2018, la brecha salarial se ha ampliado ligeramente en el país. Mientras que en el 2007 las mujeres ganaban 28% menos que los hombres, en el 2018 dicha cifra aumentó ligeramente a 28.5%. Por otro lado, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) 2018, el 63.2% de las mujeres del país reporta ha sido violentada alguna vez en su vida. A continuación, se analizarán las estadísticas de brecha salarial y violencia de género en Áncash.

Salario
En la última década, Áncash ha podido reducir su brecha salarial. En el 2008, una mujer ganaba aproximadamente un 45% menos que un hombre mientras que en el 2018 dicha cifra se ha reducido a un 33.8%. Si bien, la reducción ha sido significativa, mayores esfuerzos se tienen que dar pues aún se está por encima del promedio del país (28.6%).

Adicionalmente, el salario está influenciado por muchos factores como sexo, años de educación, edad, entre otros. Además, el sector donde se labora, el tamaño de la empresa y las características geográficas del centro laboral también presentan una influencia significativa a la hora de determinar el salario. Paradójicamente, al tomar en cuenta todos estos factores se obtiene que la brecha es aún más grande: si se comparan trabajadores hombres y mujeres con mismas características educativas y laborales, las mujeres ganan un 42% menos en la región. Según Hugo Ñopo, investigador principal de GRADE, esto se explica por dos motivos: discriminación y roles de género.

Educación
En cuanto a educación, las diferencias entre niveles educativos son significativas en los niveles educativos más bajos y medios. Al 2018, mientras el 13.1% de las mujeres no tenía nivel educativo o tiene nivel inicial, en el caso de los hombres dicha cifra es de tan solo 3.1%. Además, la proporción de mujeres con educación secundaria es de 32% mientras que la de varones es de 41.9%.

Otro aspecto importante es observar la trayectoria del nivel educativo de las mujeres en la región. Se observa principalmente una mejora, pues la proporción de mujeres sin nivel educativo o nivel inicial ha bajado de 32% en el 2001 a 13.1% en el 2018. Por otro lado, la proporción de mujeres con educación primaria parece no haber variado mucho en el tiempo y se ha mantenido estable alrededor del 34%. Asimismo, se muestran ligeras mejoras en cuanto educación superior y educación superior no universitaria.

Violencia
En materia de violencia de género, los datos no son alentadores. El año anterior, los Centro de Emergencia Mujer ubicados en la región reportaron 4920 casos de violencia familiar hacia mujeres. De ellos, casi la mitad fueron por violencia psicológica, el 42.8% por violencia física y 7.3% por violencia sexual. Se debe resaltar que solo se están tomando en cuenta los casos reportados, lo que abre la posibilidad a que existan más casos que no han sido denunciados.
 
2019-11-10 – Brecha de genero en ancash – Informe IPE – Diario de Chimbote

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *