Cajamarca: Adiós minería, hola pobreza

18 de agosto del 2019
Correo

 
Desde hace una década, Cajamarca se ha mantenido como una de las tres regiones más pobres del país y, en los últimos cuatro años, como la región más pobre. En el 2015, el 50.8% de la población se encontraba en situación de pobreza y al 2018, esta proporción se redujo a 41.8%. Es decir, pese a que en los últimos cuatro años cerca de 75 mil personas salieron de la pobreza, actualmente dos quintos de la población es pobre.

Un último estudio del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) señala que los pobladores de esta jurisdicción no pueden cubrir la canasta básica, debido a que su ingreso per cápita es inferior a 344 soles. Para el Instituto Peruano de Economía (IPE), uno de los factores vinculados al estancamiento económico es la paralización de proyectos mineros en la región, entre ellos Conga.

El costo de Conga
Diego Macera, gerente general del IPE, indica que si el proyecto minero Conga no se hubiese paralizado, la región hubiera percibido una inversión directa de 4800 millones de dólares y el Estado hubiera recibido más de 200 millones anuales en tributos, entre los años 2011 y 2014. Pero hay más, debido a que la inversión y las exportaciones mineras tienen efectos sobre otras actividades de la economía e inciden en el consumo, también se perdieron 404 millones dólares adicionales de PBI en otras actividades.

“La presencia de proyectos mineros, sumada a la eficiencia en la ejecución de los recursos generados por estos, definitivamente hubiese significado un mayor crecimiento en la región y, por ende, una mayor oportunidad para una caída más pronunciada en el nivel de pobreza”, señala el especialista.

En rojo
En general, la pobreza en Cajamarca ha impactado negativamente en distintos aspectos socioeconómicos.

Según el Índice de Competitividad Regional (INCORE), que analiza el desempeño económico y social de las 25 regiones en seis pilares: Entorno Económico, Infraestructura, Salud, Educación, Laboral e Instituciones, Cajamarca es la segunda región menos competitiva del país, solo después de Huancavelica.

Así, los pilares con peor desempeño son Entorno Económico (puesto 24), Salud (puesto 20), Educación (23) y Laboral (24). En cuanto al Entorno Económico, que resalta el gasto real por hogar mensual, es de tan solo S/1329, mientras que a nivel nacional es de S/2453.

Sobre la Educación, solo poco más de un tercio de los cajamarquinos de 15 años a más culminó por lo menos la secundaria, en comparación al 60% a nivel nacional. Además, solo uno de cada tres colegios cuenta con acceso a los tres servicios básicos.

En cuanto a Salud, Cajamarca es la segunda región con la mayor incidencia de desnutrición crónica (19.4% vs. 8.8% nacional). En el tema Laboral, los altos niveles de informalidad (89.3% vs. 72.4% nacional) se reflejan en los bajos ingresos mensuales provenientes del trabajo (S/818 vs. S/1400 nacional) y en la baja proporción de empleo adecuado (28.8% vs. 54.6% nacional).

Acciones
Para revertir la situación de Cajamarca, Diego Macera menciona que, en primer lugar, se debe mejorar la ejecución del presupuesto, principalmente, por parte de las municipalidades y el Gobierno Regional, ya que estas entidades concentran la mayor parte del presupuesto en inversión.

Precisa que entre el 2009 y 2018, la ejecución de la inversión pública por parte de los gobiernos locales fue de 63.0% y del Gobierno Regional fue 58.5%.

La calidad del gasto también es urgente, precisa el especialista. En ese sentido, señala que se debe reducir la atomización, especialmente en los gobiernos locales. Es decir, las inversiones deben dirigirse para concretar obras que mejoren la calidad de vida de la población.

En los últimos cuatro años, los municipios locales ejecutaron más de 2000 proyectos, cuyo promedio por proyecto ascendía a S/600 mil. En contraste, el Gobierno nacional ejecutó menos de 400 proyectos con un monto promedio por proyecto de S/1.7 millones.

Ventajas mineras
Por último, Macera menciona que es importante que las autoridades enfoquen el gasto en las necesidades de la región.

En el primer trimestre del año, Cajamarca creció 5.7% y con ello acumuló ocho trimestres consecutivos de crecimiento. Para el especialista, es difícil anticipar la trayectoria económica de los próximos años, pero asegura que Cajamarca, al ser la región con los mayores proyectos mineros en cartera, tiene una gran ventaja.

“Ahí están por desarrollarse La Granja, Michiquillay, Galeno, entre otros”, concluye.
 
2019-08-18 - Cajamarca Adios mineria, hola pobreza - Correo

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *