Cajamarca: la quinta región más pobre de 2020

8 de junio del 2021

Informe IPE – El Nuevo Diario (Cajamarca)

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), la pobreza a nivel nacional se incrementó de 20.2% en 2019 a 30.1% en 2020, producto de las restricciones a las actividades económicas en el contexto de la pandemia. Por su parte, la pobreza en Cajamarca se incrementó de 38.0% a 42.5% en el mismo periodo. Con ello, la región se ubicó como la quinta con el mayor nivel de pobreza en el Perú en 2020.

Evolución 2004-2019

Entre los años 2004 y 2019, la pobreza en Cajamarca se redujo significativamente al pasar de 77.7% a 38.0%. A pesar de este avance, el nivel de pobreza de la región en 2019 era mayor que el de sus regiones vecinas como Amazonas (30%), La Libertad (25%) y Lambayeque (10%), y que el promedio nacional (20%).

Por otro lado, se registran notables diferencias entre el nivel de pobreza urbana y rural. En el área urbana, la pobreza se redujo de 47% en 2004 a 15% en 2019, mientras que, en el área rural, se pasó de 88% a 52% en el mismo periodo. Así, en 2019, la pobreza rural en Cajamarca era más que el triple que la pobreza urbana, evidenciando notables brechas en el desarrollo entre estas dos áreas.

Impacto de la COVID-19

En 2020, en el contexto de la pandemia por COVID-19, la pobreza en Cajamarca se incrementó a 42.5%. Este incremento fue significativamente mayor en el ámbito urbano (de 15% a 26%) que en el rural (de 52% a 53%). Ello respondería a que la actividad agropecuaria -que emplea a la mayor parte de la población rural de la región- se mantuvo activa durante los meses de confinamiento. No obstante, la pobreza rural se mantiene significativamente más alta que la urbana.

Por otro lado, se registra una relación positiva entre la pobreza y la informalidad laboral. En 2020, el 98.3% de personas pobres en Cajamarca trabajan en la informalidad, mientras que esta cifra era de 85.6% entre los no pobres. Al respecto, la Organización Mundial del Trabajo indica que la pobreza es tanto una causa como una consecuencia de la informalidad.

Salud y educación

Encontrarse en situación de pobreza dificulta el acceso a servicios de salud y educación, lo cual puede contribuir a la persistencia de la pobreza en el tiempo y para las futuras generaciones. Al respecto, los datos del INEI muestran que, la mitad de los habitantes cajamarquinos que sufrieron una enfermedad o malestar en 2020 no recibió ningún tipo de atención. Este porcentaje fue mayor en las personas pobres (65%) en comparación con las no pobres (41%).

Asimismo, se encuentran diferencias en el nivel educativo alcanzado. En Cajamarca, el 65% de personas pobres ha alcanzado, como máximo, el nivel de educación primaria o menor, mientras que esta cifra es de 49% en personas no pobres. En tanto, solo el 6% de personas pobres cuentan con educación superior, mientras que, en personas no pobres, la cifra es de 24%. Al respecto, el Banco Mundial señala que la educación es uno de los instrumentos más eficaces para reducir la pobreza y elevar el nivel de ingresos. En concreto, se encuentra que, a nivel mundial, por cada año adicional de educación, los ingresos se incrementan en 9%.

Te puede interesar:

Cajamarca: desnutrición infantil se redujo en 2020, pero se mantiene entre las más altas del país
Economía de Cajamarca cae 9.7% en 2020 debido a medidas de restricción

2021-06-08 - Cajamarca la quinta región más pobre de 2020 - Informe IPE - El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *