Casi la mitad de empleos se perdieron

16 de junio del 2020
El Comercio

 
Impacto. Más de 2,3 millones de personas quedaron desempleadas en la capital. Algunos puestos no se recuperarán tras la pandemia.
 
Los bolsillos de los peruanos tocaron fondo entre marzo (mes en el que se inició el estado de emergencia) y mayo. Durante ese período, la población ocupada en Lima Metropolitana se redujo casi a la mitad (47,6%). Es decir, si en el mismo período del año pasado existían 4’867.500 personas empleadas; 2’318.300 perdieron sus empleos entre marzo y mayo del 2020, según informó el INEI.

Asimismo, entre marzo y abril, las empresas en las que se perdieron más empleos fueron aquellas de menos de diez trabajadores, las mismas que lideran la contratación formal: la población ocupada de dichos negocios se redujo en 56,8%, es decir, 1’656.400 personas.

Otro de los indicadores que se vio deteriorado fue el del trabajo adecuado, que es el empleo formal. En el período de estudio, esta población se redujo en 54% (1’684.600 personas) en comparación con similar trimestre del 2019.

—Puestos que no volverán—
La recuperación de los empleos que se vienen perdiendo desde el inicio de la cuarentena no será sencilla. Por ello, lo que se vendría en los siguientes meses sería una migración hacia empleos de menor calidad (subempleo), explicó Diego Macera, gerente del Instituto Peruano de Economía (IPE).

“Lo que suele pasar es una transición entre trabajar en una microempresa formal, por ejemplo, a un empleo ya directamente informal o independiente”, explicó.

Si bien a medida que se vaya reabriendo la economía local se espera una recuperación de los empleos, “algunas empresas ya cerraron y esa sí es fuerza laboral perdida”, acota Luis Eduardo Falen, jefe de Macroeconomía de Intéligo. Macera, por su lado, recalca que “van a haber empleos que no van a regresar” vinculados, sobre todo, a los sectores más golpeados como turismo y transporte. Con ello, es innegable que la tasa de informalidad, ya de por sí alta en el Perú (72%), se vea impactada tras esta crisis sanitaria. “No es improbable que se vean tasas de informalidad del 80%”, indicó Macera.

Por su parte, Hugo Ñopo, investigador principal de Grade, recordó que tres cuartas partes de los presupuestos de los hogares se financian a partir del trabajo. “Lamentablemente, hoy tenemos un mercado laboral altamente disfuncional. Necesitamos un vuelco radical también en la legislación laboral”, remarcó.

—Errores a corregir—
Para Ñopo, es fundamental identificar que se requiere un cambio importante en la batalla contra el problema sanitario actual, pues las cifras demuestran que la estrategia ha terminado afectando con una mayor magnitud en el ámbito laboral. “Se quiso martillar la curva de crecimiento de la pandemia y nos terminó cayendo un mazazo en nuestros trabajos. Algo tiene que cambiar. La estrategia sanitaria no está a la altura del partido”, aseveró.

Falen advirtió, además, que si la informalidad era lo que impedía focalizar los planes de la emergencia sanitaria, la capacidad de respuesta ante una próxima crisis será aún más crítica en este mercado laboral más informal, pues las familias ya han gastado sus ahorros, y el país, sus ingresos fiscales.
 
2020-06-16_Casi_la_mitad_de_empleos_se_perdieron_El_Comercio

COMENTARIOS

  1. […] Vizcarras hohe Beliebtheit sank zuletzt von zeitweise 87 Prozent auf 65 ab. Peru ist mit 619 Toten pro Million Einwohner nach Belgien und Großbritannien das Flächenland mit der dritthöchsten Sterberate der Welt. Die Weltbank sagt dem Land für dieses Jahr eine Schrumpfung der Wirtschaftsleistung um ein Achtel voraus. Damit ist der Andenstaat nach Belize das wirtschaftlich am schwersten getroffene Land Lateinamerikas. Allein in Lima ging seit März die Hälfte aller Arbeitsplätze verloren. […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *