TLC tendria resultados positivos mayores a los US$400 millones y Central elevo tasa de referencia

2 de diciembre de 2005

En el peor de los escenarios, el impacto que tendrá el Tratado de Libre Comercio (TLC) en el agro nacional sería de US$99 millones y los principales afectados serían los agricultores de la Sierra y la Selva dijo el investigador principal del Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade). (Correo)

La desesperación de los opositores al TLC por buscar un lugar en las listas de candidatos al próximo Congreso los lleva a hacer papelón tras papelón. Ahora resulta que manipularon cifras preliminares para alarmar a la opinión pública sin consideración alguna. Las cifras reveladas ayer se obtuvieron de un cálculo preliminar bajo supuestos que no consideran, por ejemplo, la desgravación escalonada de aranceles. Dicho informe es de junio de este año y no incorporaba valiosa información obtenida después de esa fecha. Y, como era de esperarse de quienes se oponen al TLC, omitieron mencionar que este informe también hablaba de una ganancia de US$300 millones para el sector.

El autor del estudio financiado por el Banco Mundial aclaró que éste busca identificar los impactos en el corto plazo de la firma del TLC sobre el agro nacional, asumiendo que no hay cambios importantes en la inversión y en la asignación de tierra hacia cultivos más rentables. Es decir, asume el escenario pesimista. Los resultados: en el corto plazo, la pérdida de bienestar en el sector rural alcanzaría los US$99 millones, pero las ganancias serían mayores a US$400 millones al año, tras la desgravación arancelaria. En todo caso, el autor señala que las pérdidas podrían ser menores si el sector responde a los estímulos que generaría reconvertirse, ganar eficiencia y hacerse competitivos para poder acceder al mercado estadounidense.

En este sentido, insistimos en que la compensación ofrecida por el Estado al sector debería condicionarse a la consecución de metas para incrementar la productividad, estimular la reconversión del agro y la asociatividad (permite obtener economías de escala), así como promover la eficiencia. No firmar el TLC sería un grave error. Además de las pérdidas en el empleo dado que no habrá renovación del ATPDEA (se perdería hasta un millón de empleos y se tendría un costo para los hogares rurales de US$300 millones, según el Mincetur), dejaríamos pasar la oportunidad de generar mayor inversión, nuevos puestos de trabajo y facilitar el acceso a productos de calidad y bajo costo.

 

 

La mayor proporción de las posibles pérdidas se concentra en la Sierra (US$63.5 millones) dado que tiene una mayor área de cultivos dedicados a los productos considerados sensibles.
La compensación deberá dirigirse teniendo en cuenta este aspecto. Y aplicarse de manera general para evitar que se convierta en un incentivo para cultivar los productos compensados.

 

 

 

 

 

 

Hasta que finalmente el Central elevó la tasa de referencia

El directorio del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) aprobó incrementar de 3% a 3.25% la tasa de interés de referencia en soles. Con ello se espera reducir la volatilidad que muestra el dólar como respuesta a movimientos especulativos debido a la mayor brecha entre la tasa de interés en soles y dólares. Asimismo, para frenar toda expectativa sobre la inflación, el BCRP anunció que su decisión no implica un alza sucesiva en las tasas de interés. (Semanam@il y diarios)

Finalmente, el Central hizo lo que debió hacer hace dos meses: elevar la tasa de referencia de corto plazo en moneda local. En el camino, dejó que se formara una burbuja, que aumentara la incertidumbre y, junto con resultados electorales que muestran un avance en candidatos de extrema izquierda, estimuló a los agentes del mercado a tomar posiciones en dólares, recomponiendo su cartera y restringiendo la liquidez en soles. En los últimos días, incluso hubo una ligera alza en la tasa interbancaria promedio diaria en soles. Como para escribir un libro de lo que no se debe hacer. Y culpó de sus males al mercado.

En su nota de prensa sobre el Programa Monetario, el Central dejó entrever que no se cumplirá la meta de inflación este año: la inflación de diciembre tendría que ser de 0.43% para que el acumulado anual alcance el límite inferior de la banda de la meta de 2.5% ± 1%. Pero aclaró que se espera que, dada la tendencia en el nivel general de precios, la meta del próximo año sí se cumpla. También anunció la evaluación continua de la meta de inflación a partir de 2006, aspecto positivo pues somos el único país que no venía aplicando estas evaluaciones. Ojalá en el Reporte de Inflación se incorpore una visión de más largo plazo.

 

 

 

 

 

 

La tasa anualizada de inflación (1.06%) sigue ubicándose por debajo del rango inferior de la meta de inflación y de lo estimado por el BCRP en el último Reporte de Inflación (agosto 2005).

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *