Andina/difusión

El avant premiere de las economías regionales: ICAE segundo trimestre

Un problema con el que se enfrentan normalmente los empresarios y políticos es que el dato del crecimiento económico mensual reportado por el INEI no detalla el avance de las 24 regiones del país. Ante la falta de un indicador de corto plazo que permita a los hacedores de políticas públicas y a los agentes privados tomar decisiones oportunas, en el IPE elaboramos el Indicador Compuesto de Actividad Económica (ICAE) para aproximar el comportamiento de las economías regionales.

El ICAE recurre a diversas fuentes de información para obtener la mayor cantidad de datos que se sintetizan en un indicador que aproxima la actividad económica regional. Es importante destacar que nuestros resultados son sólo estimaciones al desempeño económico de cada región, y por tanto no deben entenderse como cifras oficiales. No obstante, dichas aproximaciones permitirían conocer el panorama de crecimiento económico local de forma más oportuna que las cifras oficiales del INEI (por ejemplo, recién en octubre de 2013 se publicó el crecimiento regional anual oficial del año 2012).

En general, los resultados del segundo trimestre indican que 14 regiones se han desacelerado respecto al trimestre anterior. Adicionalmente, nueve regiones registraron tasas negativas de crecimiento en sus ICAE –de  las cuales cuatro se encuentran en recesión al mostrar por lo menos dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo–. En el caso de Pasco, pese a la recuperación en la producción de papa, el ICAE cayó 6.6% debido a la reducción en la producción de plomo y zinc. En el caso de Cajamarca, el ICAE cayó 2.5%, debido principalmente a la disminución de su producción minera, pero también por la fuerte caída tanto de la producción de café, el principal cultivo, y como del empleo en la ciudad de Cajamarca. La región acumuló seis trimestres en recesión económica. En el caso de Áncash, el ICAE cayó 0.7% a consecuencia de la desaceleración generalizada de la actividad económica, el empleo y la ligera disminución en la producción de cobre. En el caso de Ucayali, el ICAE se redujo 0.1% debido a la caída en la producción y refinación de crudo, pese a la recuperación de la actividad agrícola.

En las regiones, el crecimiento económico ha sido diverso. En un extremo, Tumbes registró un crecimiento de 15.0% en su ICAE, impulsado por el aumento de su producción agrícola (principalmente arroz y limón) y el turismo. Con este resultado, Tumbes sería la única región con un crecimiento de dos dígitos en lo que va del año y alcanzaría nueve trimestres de crecimiento consecutivo a altas tasas de expansión. En el otro extremo resalta el caso de Madre de Dios, donde el ICAE se redujo 9.0% debido a la significativa reducción de la producción de oro (80.6%), principalmente informal.

Por otra parte, Lima sólo logró un crecimiento de 2.5%, lo que significa una desaceleración de 2.4 puntos porcentuales (p.p.), la más fuerte desde el primer trimestre de 2009 (-6.6 p.p.) –en plena crisis financiera internacional–. El modesto desempeño económico de la capital se explica por la contracción del empleo industrial y la ralentización de la actividad comercial, aproximada a través del IGV y los créditos bancarios.

graf_2_variacion_trimestral_icae_3t_2013_-_2t_2014Los resultados del ICAE ratifican la tendencia de un mayor crecimiento promedio en las regiones del Sur que en las del Centro y del Norte del país. Al respecto, es importante notar la aceleración de la actividad de Arequipa, que responde principalmente a los mejores resultados del sector agrícola (42.2%) –sobre todo olivo (519.5%) y ajo (531.9%) –, consecuencia de buenas condiciones climáticas.

Debido a la naturaleza del indicador, los resultados respecto del avance de corto plazo de las economías regionales pueden diferir en alguna medida de las cifras oficiales a publicarse en los próximos meses. Sin embargo, la disponibilidad de información oportuna es clave para el correcto desempeño de la economía. En ese sentido, desde el IPE continuaremos difundiendo nuestro indicador de actividad en las regiones y nos comprometemos a actualizar los resultados conforme el INEI publique los datos con el nuevo año base 2007. Nuestro reto es publicar el indicador trimestre a trimestre, con un rezago de hasta dos meses y medio. Confiamos en que la mejor disponibilidad de información seria y oportuna contribuirá significativamente tanto al sector público como al sector privado en su toma de decisiones.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *