Arancel cero a los medicamentos compensaría pérdida del consumidor

4 de octubre de 2005

La Universidad del Pacífico elaboró un estudio que analiza los supuestos y metodologías que se utilizaron en los diversos estudios sobre el efecto del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU. en el mercado de medicinas. El estudio, según comentó la investigadora Janice Seinfeld a Correo, determina que los supuestos utilizados por el Ministerio de Salud (Minsa) se alejan de la realidad peruana, sobredimensionando y magnificando el posible daño del TLC. (Correo)

Queda claro que el Minsa exageró los supuestos básicos de su estudio -usando el escenario más pesimista- para inflar las cifras del posible daño al consumidor. Así, el Minsa asume que el número de medicamentos patentados pasa de 2% a 42% del mercado. Esto implica una tasa de crecimiento anual de 4%, cuando dicha tasa en EE.UU. -el mercado más grande de medicamentos en el mundo- es de 1.5%. Por eso es que el resultado de su estudio es 10 veces mayor que el de las otras dos investigaciones.

 

 

 

Los resultados del estudio del Minsa son exagerados y superan en más de 10 veces los de los otros dos estudios realizados.
La pérdida en el bienestar del consumidor en el primer año (usando las cifras de Apoyo), no superaría, en el peor de los casos, el 0.9% del mercado de medicamentos.

 

 

 

 

 

También es claro que el costo potencial por la pérdida de bienestar del consumidor es mínimo: US$12.2 millones en 5 años, según Indecopi; y máximo US$20 millones para 5 años, usando las cifras de Apoyo. Este impacto es perfectamente compensable con el beneficio que se podría obtener para el consumidor si se eliminaran los aranceles a las medicinas (capítulos 29 y 30), lo cual significaría hasta US$26.5 millones de ahorro anual en el costo de importación de cualquier procedencia. (Ver gráfico en siguiente página)

Además, el Estado puede reducir sus gastos en medicinas eliminando el puntaje adicional de 20% que las entidades públicas están obligadas a conceder (Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado) a los productores nacionales de medicamentos. Y con ello se mejoraría el acceso a la salud de millones de peruanos que reciben asistencia de salud en centros estatales. El informe recomienda: mantener las reglas del libre mercado en la formación de precios; regular la calidad de los medicamentos y el acceso a la información sobre estos; y fomentar un mayor uso de medicamentos genéricos, garantizando su calidad.

 

 

El arancel a la importación de medicamentos (capítulos 29 y 30) representa un costo anual adicional para el consumidor de poco más de US$26.5 millones. La eliminación de esta carga sería más que suficiente para compensar la posible pérdida de bienestar, incluso en el caso más pesimista.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.