Andina/difusión

Sostenibilidad del Perú depende de la aplicación inmediata de reformas

5 de diciembre de 2006

El director regional del Banco Mundial (BM) para Bolivia, Ecuador, Perú y Venezuela, Marcelo Giugale, advirtió que en nuestro país existe demasiada gente pobre como para que pueda ser una nación sostenible y exitosa en el largo plazo y que el crecimiento económico no se dejará sentir, si a la vez no se genera empleo. (Gestión)

El citado funcionario presentó hoy su libro Perú, la oportunidad de un país diferente: próspero, equitativo y gobernable, en el cual plantea que el país tiene oportunidad de éxito futuro y que para ello necesita una visión nacional, en base a 3 objetivos centrales: una economía que genere empleo, un nuevo contrato social y una reforma del Estado. Si bien los temas de agenda planteados son muchos, creemos que los importantes son: la reforma laboral, que debe buscar incluir a aquellos que no gozan de ningún beneficio en lugar de impedirles el acceso mediante un marco rígido; consolidar la estabilidad macroeconómica, mediante la sostenibilidad fiscal, la independencia y credibilidad del BCRP y la reducción y mejora en la calidad de la deuda publica acumulada bruta (se redujo de más de 46% del PBI en el 2001 a cerca de 38% actualmente).

Otro tema importante es la competitividad para acceder a mayores ingresos. Por ello, debemos facilitar el comercio (ventanilla única) y fomentar las exportaciones, mejorar el clima de inversión (asegurando marcos estables y reduciendo las barreras burocráticas) y promover la inversión en I&D. Otro tema fundamental es la infraestructura. Tenemos que cubrir la creciente brecha, promoviendo la inversión privada (concesiones), pública (descentralizar y agilizar el SNIP, así como mejorar la capacidad de gestión de las regiones) y mixta (asociaciones público-privadas). En los sectores sociales, si bien se han hecho esfuerzos, los programas sociales no han dado los resultados esperados. Eso obliga a una reforma. La educación debe ser prioridad, así como el acceso a los servicios de salud (evitar las filtraciones y ampliar la cobertura en el seguro integral; y mantener el sistema de CLAS, que ha mejorado la gestión, por la participación de la comunidad).

También se requiere una reforma judicial. Y para ello se debe empezar por reducir el número de vocales de la Corte Suprema a sólo 11, así como disminuir la carga procesal e implantar la reforma desde arriba. El BM propone disminuir los costos formales y eliminar los costos informales (coimas) fortaleciendo la capacidad de gestión de los juzgados; disminuir los costos para la población pobre, reducir la corrupción con un control y monitoreo participativo que facilite la rendición de cuentas (además de bajar el tiempo de trámites de los expedientes), disminuir las barreras institucionales mejorando la gestión, fortalecer la formación de los magistrados y el acceso a la carrera judicial.

Indicador de Calidad del Poder Judicial (1 = Ningún Veredicto Cambiado)

Fuentes: Poder Judicial y MEF / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

El sistema judicial en el Perú es congestionado y de pobre calidad. El gráfico muestra que son pocos los veredictos que se confirman en instancia final, asimismo, existen 1.2 millones de archivos pendientes. Nuestro sistema judicial requiere de una reforma, el éxito de Irlanda se debe en gran parte a la credibilidad de su sistema judicial.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *