Andina/difusión

Necesitamos nuevo impulso para lograr aprobación del TLC en EEUU

6 de octubre de 2006

El ex ministro de Comercio Exterior y Turismo, Alfredo Ferrero, indicó que sería un fracaso para el gobierno si el TLC con EEUU no se aprueba antes de finales del año. Al respecto, criticó que sólo se deje este trabajo a Hernando de Soto, cuando debe ser una tarea de todo el Ejecutivo. Llamó la atención sobre la poca participación de la actual ministra, Mercedes Aráoz. Subrayó que desconoce si el Ejecutivo tiene una estrategia para lograr la aprobación. (Semanam@il y diarios)

No sólo sería un fracaso en términos políticos no lograr la aprobación del tratado, sino que además sería un serio revés en el proceso de reformas necesarias para darle sostenibilidad al crecimiento. El TLC con EEUU es la parte más importante de la reforma comercial, pues en la práctica liberaliza casi la cuarta parte del comercio peruano con el mundo (23% a mayo del 2006). En este contexto, hay quienes han vuelto a la carga con que mejor es la renovación del ATPDEA. Lamentamos que, pese a las reiteradas explicaciones sobre la diferencia entre una y otra cosa, aún no la hayan comprendido. Y nos preocupa que el gobierno baje los brazos (por lo visto, no sólo en el frente interno). Ni 10 ATPDEAs lograrían equiparar las ventajas de un TLC. Eso hay que dejarlo claro y a la vez trabajar puerta a puerta en el Congreso estadounidense para lograr la aprobación del tratado. Estas oportunidades no se dan todos los días.

Mediante el ATPDEA, EEUU otorga, de manera temporal y unilateral,beneficios arancelarios a productos peruanos y puede retirarlos en el momento que quiera, incluso antes de su vencimiento. El TLC, en cambio, contiene concesiones mutuas e incluye otros aspectos como la eliminación de barreras no arancelarias, procedimientos aduaneros, subsidios, reglas de origen, la adopción de estándares de salud, seguridad, regulación laboral, inversión, telecomunicaciones, entre muchos otros. El TLC permite sellar compromisos para evitar la discrecionalidad, incrementar las opciones del consumidor e incentivar la competitividad.

En cuanto a la estrategia, es claro que los anti-TLC están más activos. Basta con mirar la agenda que le prepararon al senador estadounidense que pasó por Lima hace poco. De otro lado, entendemos que la agenda del presidente García en su próximo viaje a EEUU no incluye visitas a legisladores estadounidenses sino sólo al presidente Bush. Pero alguien tiene que hacerlo y pronto. No podemos esperanzarnos en que quienes van a decidir el TLC con sus votos descubrirán por sí solos que sí tenemos condiciones institucionales mínimas para integrarnos con su país. ¿Creen posible Sierra Exportadora sin TLC? ¿Qué estamos esperando?

Exportaciones Peruanas por Región (En Millones de US$), 2005

Fuente: USITC, Prompex / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

*Considera las exportaciones a Estados Unidos que no se dan bajo el ATPDEA

La oportunidad que se presenta hoy es aún mejor si consideramos que, con el TLC, el estancamiento en que se encuentra el acuerdo multilateral de comercio –que se discute hace casi 5 años (Doha)– posiblemente produciría un desvío de comercio a favor de Perú. Las exportaciones a Estados Unidos en el 2005 fueron más de US$5,000 millones, un 30% de nuestra exportaciones totales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *