Andina/difusión

Minería: ¿inversión y conflictos?

07 de abril del 2011

Falta de proyectos agobia al mercado mundial del cobre (El Comercio 07/04/2011) Chile sale a disputarle al Perú inversión en minería (Gestión 07/04/2011) / Gobierno regional suspende proyecto minero Tía María (Gestión 06/04/2011)

Hoy escogimos comentar tres noticias que se relacionan. La primera nota presenta un comentario del Presidente de la mayor empresa privada productora de cobre en el Congreso Mundial del Cobre respecto a la ausencia de buenos proyectos cupríferos en el mundo. La segunda nota trata sobre las afirmaciones del Ministro de Minería de Chile respecto a los esfuerzos que realiza por atraer más inversión minera por la cual compiten Chile y Perú. La tercera nota nos recuerda la forma en que en el Perú se desperdician oportunidades de crecimiento y progreso debido a conflictos sociales que no tienen ningún sustento real.

El proyecto Tía María es uno de esos escasos proyectos de cobre en el mundo que está listo para ser desarrollado y entrar en producción en un plazo muy corto. El conflicto social en Tía María tiene un origen político, que puede haber sido empeorado por inadecuada comunicación u otros errores de la empresa y/o del gobierno, pero los temores y reclamos de parte de los pobladores de la zona, azuzados por quienes obtienen réditos políticos de la protesta, no tienen un sustento real. Lamentablemente, el diálogo entre la empresa, las autoridades y la población está estancado y se alimenta el viejo supuesto conflicto entre el agro y la minería. A pesar de que el proyecto pretendió construir una represa para aumentar el agua disponible para los agricultores, se abastecerá íntegramente de agua de mar desalinizada y significará más trabajo, ingresos por canon e inversiones para toda Arequipa, el clima social de Islay sigue muy agitado. La huelga y los bloqueos de carretera, con frecuencia realizados por personas ajenas a la comunidad, llevaron a que ayer el Ministerio de Energía y Minas (MEN) paralizara la evaluación del estudio de impacto ambiental del proyecto y le dejara el bulto al próximo gobierno. Además el gobierno regional, sin autoridad para hacerlo, prohibió el desarrollo minero en Islay, tema sobre el cual hemos comentado antes (CD 25/10/2010).

La minería es la actividad económica a la que casi todos los candidatos han apuntado como uno de los puntos fuertes de sus candidaturas, pero ninguno ha resaltado el significado de la minería para el desarrollo del país ni el tema de los problemas de competitividad internacional que enfrenta. Problemas como el de Tía María y otros explican por qué es que el Perú se ubica en el puesto 48 de 79 países/regiones en cuanto a atractivo para la inversión minera, según el último informe del prestigioso Instituto Fraser (Survey of Mining Companies 2010/2011). El Perú logró un puntaje de 43.6, lo que significa una caída en la percepción de los ejecutivos, consultores e inversionistas mineros en comparación con los 3 años previos en los que obtuvo el puesto 39/72 con un puntaje de 47.7 (2010/2009), 30/71 con un puntaje de 56.6 (2009/2008) y 28/68 con un puntaje de 54.1 (2008/2007) (ver gráfico 1). Si bien la caída en el puntaje obtenido por el Perú se presenta para muchos países debido al contexto negativo generado por la crisis internacional, la significativa caída en el ranking muestra que la percepción respecto al Perú se está deteriorando tanto en términos absolutos como en relativos.

El informe también indica que, si en el Perú se implementaran las mejores prácticas mundiales para la regulación y políticas mineras, subiríamos el puesto 15 de 79, en virtud de nuestro potencial geológico (ver gráfico 2). Es decir, nuestros conflictos y políticas inadecuadas nos llevan a desperdiciar las oportunidades que nos ofrecerían nuestros recursos naturales. Debe notarse que estas evaluaciones no consideran los efectos que tendrían cambios tributarios mal diseñados como el llamado impuesto a las sobreganancias mineras en el Perú que ya tiene una de las mayores cargas tributarias entre los países con los que competimos por inversión minera.

Ante estas debilidades, por factores mal manejados, países como Chile se lanzan a invertir en el sector, puesto que el gasto de exploración global creció un 45% en el 2010 y un 20% del total fue destinado para proyectos de cobre, en donde Chile y Perú pelean cabeza con cabeza. Sin embargo, el ministro chileno de Minería, Laurence Golborne anunció que para los próximos 10 años los emprendimientos mineros en ese país superarían los US$ 45,000 millones, mientras que en el Perú los proyectos potenciales totalizan US$ 41,426 millones , si es que se permite su desarrollo (Tía María explica US$1,000 millones de las inversiones potenciales en el Perú). Chile nos lleva ventaja, ya que según el mismo informe del Instituto Fraser, Chile ocupa el puesto 8 de 79, en términos de atractivo para las inversiones mineras.

COMENTARIOS

  1. […] Hoy escogimos comentar tres noticias que se relacionan. La primera nota presenta un comentario del Presidente de la mayor empresa privada productora de cobre en el Congreso Mundial del Cobre respecto a la ausencia de buenos proyectos cupríferos en el mundo. La segunda nota trata sobre las afirmaciones del Ministro de Minería de Chile respecto a los esfuerzos que realiza por atraer más inversión minera por la cual compiten Chile y Perú. La tercera nota nos recuerda la forma en que en el Perú se desperdician oportunidades de crecimiento y progreso debido a conflictos sociales que no tienen ningún sustento real. El proyecto Tía María es uno de esos escasos proyectos de cobre en el mundo que está listo para ser desarrollado y entrar en producción en un plazo muy corto. El conflicto social en Tía María tiene un origen político, que puede haber sido empeorado por inadecuada comunicación u otros errores de la empresa y/o del gobierno, pero los temores y reclamos de parte de los pobladores de la zona, azuzados por quienes obtienen réditos políticos de la protesta, no tienen un sustento real. Lamentablemente, el diálogo entre la empresa, las autoridades y la población está estancado y se alimenta el viejo supuesto conflicto entre el agro y la minería. A pesar de que el proyecto pretendió construir una represa para aumentar el agua disponible para los agricultores, se abastecerá íntegramente de agua de mar desalinizada y significará más trabajo, ingresos por canon e inversiones para toda Arequipa, el clima social de Islay sigue muy agitado. La huelga y los bloqueos de carretera, con frecuencia realizados por personas ajenas a la comunidad, llevaron a que ayer el Ministerio de Energía y Minas (MEN) paralizara la evaluación del estudio de impacto ambiental del proyecto y le dejara el bulto al próximo gobierno. Además el gobierno regional, sin autoridad para hacerlo, prohibió el desarrollo minero en Islay, tema sobre el cual hemos comentado antes. (Leer texto completo) […]

  2. chile nos lleva ventaja por la politica aplicada en decadas anteriores, y que en el caso del peru no se dieron, una politica nacional, al contrario en el peru se realizo una politica hasta la actualidad de la no proteccion de nuestros recursos naturales, tenemos un crecimiento economico que tiene una mala distribucion debido a las leyes y normas que rigen nuestro pais que favorecen a estas grandes empresas que solo vienen por materia prima; en todo caso si esta actividad economica (la mineria) no favorece al pueblo peruano no deberia implantarce a raja tabla pasando por encima de los pobladores, la consulta popular es un derecho que se debe respetar, las fuerzas armadas y policiales estan en la obligacion de defender al pueblo y no de reprimirlo, en concecuencia es necesario modificar las leyes, que los pobladores de estas zonas sean participes de esta actividad aconomica y que sean los fiscalizadores de las mismas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.