Algunos requisitos para que Sierra Exportadora tenga el éxito que se espera

11 de agosto de 2006

El Consejo de Ministros aprobó la creación del programa Sierra Exportadora. El Premier, Jorge del Castillo, destacó que éste será uno de los instrumentos más importantes para el desarrollo y la recuperación de toda la zona andina. El titular del MEF, Luis Carranza, señaló que se trata de un programa que no requerirá de fondos, pues su objetivo es articular políticas y estará montado sobre programas ya existentes. (Gestión)

Mucho se ha hablado del programa Sierra Exportadora. Aquí algunos alcances de la importancia de que éste tenga éxito: de acuerdo con el MEF, alrededor del 70% de la población de las provincias de la sierra es pobre; el sector agricultura es el que más empleo genera (35% del total de trabajadores, según el INEI), por ser intensivo en mano de obra (según estimaciones preliminares del jefe del INEI, por cada punto porcentual de crecimiento en el PBI agrícola, el empleo del sector crece en 1.64%); el MEF estima que por cada punto porcentual de crecimiento del PBI per cápita, la pobreza se reduce en 0.39%. Al margen de las magnitudes, estos hallazgos confirman la existencia de una relación directa entre crecimiento y reducción de la pobreza, y explica por qué, en el período 2001-2004, el PBI del sector agropecuario, caza y silvicultura creció en 7%, generando aumentos de 7.3% y 1.8%, en el empleo y las remuneraciones reales del sector, respectivamente.

Así las cosas, un programa como el de Sierra Exportadora podría ser vital para el desarrollo y recuperación de la zona andina. Pero eso dependerá fuertemente de cómo se estructure y qué medidas complementen dicho programa. No se debe caer nuevamente en métodos que han probado no ser efectivos para el agro. El asistencialismo estatal, en forma de préstamos directos debe ser descartado. Las exoneraciones tributarias al agro deben ser reducidas a su mínima expresión, en función de un análisis de su eficiencia. Se debe trabajar en políticas para cortar la transmisión intergeneracional de la pobreza y eso requiere de capacitación y educación a los productores agrícolas.

Además, se requiere un programa exhaustivo de titulación de tierras -que, entendemos, ya fue aceptado por el Ejecutivo-, un marco normativo para el uso del agua (derechos, mercado y ley) y un sistema de inteligencia comercial e información para mejorar la entrada a los mercados externos e internos. También es posible ampliar el ámbito de aplicación de la ley de promoción agraria a toda nueva actividad agroindustrial en las zonas altoandinas. Esto, de la mano con la promoción de asociaciones público privadas para la construcción y mejora de infraestructura en la Sierra y en su vinculación con la Costa, mejoraría sustancialmente las posibilidades de comercio, generación de empleo y mejora de los ingresos.

Pobreza según Región y Área y Crecimiento del PBI Agrícola (En Porcentajes)

Fuente: BCRP, MEF, INEI / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

Existe una relación entre la pobreza en zonas rurales de la sierra y el desenvolvimiento del sector agrícola. Es necesario programas como Sierra Exportadora para mejorar la calidad de vida de estas zonas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este no puede ser una vez más un programa asistencialista ni de exoneraciones sin sentido que no rompa el círculo vicioso de la pobreza.

COMENTARIOS

  1. quisiera poder leer sobre
    11 de Agosto de 2006
    Comentario Diario
    Algunos requisitos para que Sierra Exportadora tenga el éxito que se espera

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.