Andina/difusión

Trabajemos todos por el TLC: delegación del Congreso también debería viajar

16 de noviembre de 2006

El presidente Alan García anunció que siete ministros viajarán a Washington para reunirse con congresistas estadounidenses con el propósito de convencerlos de la importancia de la ratificación del TLC entre el Perú y EEUU. Añadió que él se comunicará personalmente con el presidente George W. Bush para que envíe el proyecto de implementación del tratado a su Congreso. (Semanam@il y diarios)

Lamentablemente, la ratificación del TLC con EEUU este año se complicó, aunque nada está definido aún. Una correcta ofensiva y un buen trabajo de lobby ante los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado podrían tener resultados positivos. Nuestras posibilidades son reducidas hoy, pero también lo serán el próximo año, porque los demócratas –que tendrán el control de ambas cámaras– son menos abiertos al comercio. Recordemos que a Chile le costó 10 años conseguir su TLC. Por eso, debemos hacer lo necesario para que el TLC salga ahora. No hay peor gestión que la que no se hace. El TLC es demasiado importante para dejar de pelearlo. Recordemos que según la última encuesta de IMA Estudios de Marketing, el 70% de los limeños considera que la el TLC es de vital importancia para el Perú.

Los esfuerzos del Ejecutivo por enviar a la mitad del gabinete son positivos. Sin embargo, creemos que también se debe considerar el viaje de una comisión de alto nivel del Poder Legislativo, por dos razones muy sencillas: los congresistas suelen ser muy receptivos con sus pares de otros países; y se daría una sólida señal si nuestro actual Congreso ratifica la voluntad de sacar el TLC aprobado por el Congreso anterior, transmitiendo una imagen de continuidad en materia de política comercial.

No debemos sentirnos satisfechos con el ATPDEA, que es sólo un mecanismo limitado y temporal. Hacerlo significa conformarnos con la mediocridad. El ATPDEA no es nada en comparación con el TLC. Éste garantiza la inversión de mediano y largo plazo, nos obliga a hacer reformas (judicial, simplificación administrativa, laboral, educativa, etc.), otorga sostenibilidad a las políticas y nos da un acceso amplio al mercado de EEUU. En cambio, el ATPDEA sólo otorga acceso restringido y temporal. Nada más. No promueve la inversión, ni garantiza la sostenibilidad de las políticas, ni nos obliga a realizar las reformas que tanto necesitamos. Además, el TLC aportaría 1 punto porcentual más de crecimiento durante los primeros 5 años de vigencia, según el estudio Tratado de Libre Comercio con los EEUU: una oportunidad para crecer sostenidamente. En cambio el aporte de renovar el ATPDEA es cero, dado que ya contamos con el beneficio.

Evolución de las Exportaciones Totales de Textiles a EEUU (Valores en Millones de US$ y Pesos en Miles de Toneladas)**

Fuente: Prompex / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

* Enero-setiembre 2006. La proyección asume el mismo promedio de exportaciones mensuales para el último trimestre.
** Incluye las partidas exportadas a EEUU, de los capítulos del 50 al 63.

Las exportaciones de textiles a EEUU estarían entre las más afectadas de no firmarse el TLC ni renovarse el ATPDEA. En estos dos últimos años, las ventas a EEUU se han visto afectadas por la competencia del Asia, como se ve por la evolución del volumen de las exportaciones. El TLC es la única forma de garantizar algo más de competitividad para nuestra oferta exportable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *