Diario Correo

Anuncios de Silva Ruete

16 de agosto de 2002

Silva Ruete estima probable mantener IES en el 2003 y expone posición del MEF

• El ministro de Economía, Javier Silva Ruete, afirmó que la economía crecerá 3,5% en el 2002 y reafirmó que el déficit fiscal del 2002 será de 2,2% del PBI y 1,9% en el 2003. Asimismo, señaló que la reducción parcial a los aranceles de los bienes de capital va contra política comercial del Estado y que hay medidas alternativas, tales como el mejoramiento genético del algodón, el sistema de trasporte o el crédito, que no tienen que ver con aranceles ni impuestos. Silva Ruete agregó que la emisión de bonos garantizados por la CAF se hará de todas maneras este año, probablemente en octubre, y que el monto dependerá de la demanda, pudiendo ser mayor a los US$480 millones. Del mismo modo, aseguró no se usarán los fondos previsionales para la compra de deuda soberana y que en situaciones muy extremas se podría recurrir al Fondo de Estabilización Fiscal para cubrir el déficit. Adelantó que aún no se ha terminado la preparación del presupuesto del 2003 y reveló que “no es seguro que se vaya a eliminar el IES” el próximo año.
• Sobre el tema de privatizaciones, el ministro dijo que “no se ha visto ni se ha definido fecha para ninguna subasta”. Lo que sí se tiene programado es la concesión de redes viales. Reveló que, para la eliminación por tramos de las exoneraciones tributarias, se dialogaría con los nuevos gobiernos regionales, tratando que los recursos generados se inviertan en la región. Finalmente, en referencia a la revisión de los convenios de estabilidad jurídica/tributaria, señaló: “Del primer análisis que se está haciendo sobre estos contratos, se puede adelantar que en muy pocos se están encontrando deficiencias. Lo que haremos es convocar a la empresa que tiene este contrato para recoger su opinión sobre el ajuste a realizar, pero si la empresa no está dispuesta a conversar o negociar, el contrato queda como está”. Afirmó que algunos entienden que estos contratos generan evasión, cuando en realidad puede ocurrir que estas empresas terminen pagando más impuestos.
• Comentario IPE: Como es oficial ahora que la meta de déficit para el próximo año es 1.9% del PBI, esperamos no tener que renegociar con el FMI un posterior incremento de ella o apelar a la flexibilidad de la que habló el ministro Silva Ruete a su regreso de Washington, para relajar el objetivo. Creemos que las metas no se pueden ir acomodando al desarrollo de las políticas, sino que, por el contrario, son éstas las que tienen que apuntar a la meta señalada. Así, en la carta de intención de enero de este año el compromiso de déficit fiscal era de 1.4% del PBI; se amplió a 1.7% en el Marco Macroeconómico Multianual presentado en mayo; y ahora ha quedado fijado en 1.9% del PBI. Esto representa necesidades de financiamiento de alrededor de US$2,750 millones, según estimados recientes del MEF.
• Sin embargo, no nos queda claro cómo harán para aumentar los recursos provenientes de los organismos multilaterales, dada la manifiesta preferencia del MEF por el mercado de capitales. Tampoco nos explicamos el monto de privatización consignado como meta (US$400 millones para el año 2003), si el ministro Solari omitió en el Congreso la posibilidad de privatizar algo, posición que ha sido cuasi ratificada por el titular del MEF. Finalmente, pensamos que esperar colocar mayores montos en el mercado internacional, dados la incertidumbre de la situación político-económica de Brasil y la inminencia de un proceso local de descentralización a todas luces desordenado y con resultados inciertos, resulta más que optimista.
• Esperamos las nuevas medidas tributarias, pero creemos que el anuncio del posible mantenimiento del IES es una señal de que el MEF no está tan seguro de que la revisión de exoneraciones y convenios de estabilidad resulten en aumentos significativos de la recaudación. En todo caso, insistimos en que moderar el gasto es una mejor salida que mantener un impuesto tan inconveniente.
• Cabe resaltar la posición del ministro en cuanto a las concesiones y al tema de la protección sectorial: es más importante avanzar con los puertos para el tema del ATPDEA y estudiar mecanismos alternativos al tema arancelario. La política de integración elegida, nos guste o no, se debe respetar y cualquier movimiento de los aranceles se debe negociar en el marco de la CAN, para no generar malestar y competencia sin control entre sus países miembros.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *