Andina/difusión

Presupuesto por resultados: comencemos la reforma con la administración tributaria

17 de noviembre de 2006

Uno de los aspectos del proyecto de presupuesto que causó la preocupación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la SUNAT es la reducción de 2% a 1.5% en la comisión que cobra el ente recaudador por la labor que realiza. Sin embargo, el congresista Jhony Peralta (APRA) expresó que en el pleno se podría cambiar en algo esta propuesta, reduciendo la tasa a sólo 1.75%, lo que liberaría recursos por cerca de S/.100 millones, para atender así la preocupación del MEF. (Gestión)

Más allá del tamaño de la rebaja en la comisión que cobra Sunat -parte de la cual debería ser retribuida al sector privado, por el trabajo de recaudación que realiza a través de las medidas administrativas-, el tema de fondo en el debate de la Comisión de Presupuesto debiera ser cómo lograr que Sunat realice su labor de manera más efectiva y con menor costo. En suma: cómo lograr una administración tributaria más eficiente. Y la respuesta cae por gravedad: si la idea detrás de reducirle la comisión es que se puede lograr los mismos resultados con menos recursos, entonces busquemos un sistema de financiamiento sostenible para la Sunat, vinculando los recursos asignados al rendimiento de la entidad. Y eso se llama presupuesto por resultados.

En los últimos años los ingresos tributarios crecieron hasta 14% del PBI y se espera que este año lleguen a 15% del PBI. Pero dicho crecimiento se explica por tres factores: la mayor recaudación del IR proveniente de la minería, que ha experimentado precios excepcionales en los últimos 3 años (sólo en el último año sumó 1% del PBI); las mayores tasas de impuestos (dividendos e IGV), las medidas administrativas (hoy, 1.5% del PBI; mérito del sector privado, quien finalmente asume la responsabilidad) y nuevos impuestos (ITF); y el ciclo de expansión que estamos viviendo, gracias a la buena marcha de la demanda global. En este contexto, es poco o nulo el crédito atribuible a la labor de recaudación.

La Comisión de Presupuesto y el MEF están buscando lo mismo. Y eso nos lleva a implementar el presupuesto por resultados. Lo que queda es aplicarlo al mejor candidato: la Sunat. Así, su presupuesto debe dejar de ser un porcentaje fijo (2%, 1.75% ó 1.5%), para pasar a un esquema mixto, en el que una parte es fija (digamos, 1%) y la otra variable, en función del cumplimiento de metas. Para eso se requiere establecer indicadores de desempeño, que podrían ser: la presión tributaria, el número de contribuyentes que declaran y pagan, los costos de cumplimiento, la evasión, la concentración de la recaudación, etc. Con metas claras sobre estos indicadores, el desempeño puede ser evaluado y perfeccionado, con mejor uso de recursos. De nuevo: un tema que beneficia a todos y mejora la calidad del gasto, pero que requiere decisión política.

Gasto en Planillas y Previsional* y Personal de la Sunat (En Porcentaje del Gasto Total y en Número de Trabajadores)

Fuente: SUNAT / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

*Para los años 2005 y 2006 incluye gasto en personal y obligaciones sociales; obligaciones provisionales; servicios no personales y otros servicios de terceros.
**Número de empleados al segundo trimestre.
***Cifras al tercer trimestre.

En los últimos 3 años, el personal de Sunat aumentó en número (hoy son 7,287 trabajadores) y en monto (aunque en proporción al gasto total bajó, por los mayores ingresos, dada la mayor recaudación). Una forma de lograr mayor eficiencia en el gasto es el presupuesto por resultados en todo el sector público. Pero Sunat es el candidato para comenzar con el nuevo sistema.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *