Andina/difusión

Empleo aumentó, pero no mejoró; se necesita mejor legislación, más amigable y realista

20 de julio de 2006

Si bien la economía ha crecido por 59 meses continuos durante el gobierno que termina, esta dinámica no ha sido suficiente para mejorar las condiciones de vida de toda la población. Un caso puntual es el empleo. Gustavo Yamada, profesor de la Universidad del Pacífico, afirmó que la tasa de empleo adecuado en Lima Metropolitana no ha mejorado y, por eso, existe desencanto en la población. “Si bien la macroeconomía ha estado bien, en la microeconomía, en los ingresos de la gente y en el empleo, no ha habido una mejora ostensible”, afirmó. (Perú.21)

El empleo adecuado en Lima no ha mejorado en relación al total del empleo. Sin embargo, no se puede inferir lo mismo por extensión al caso de todas las provincias. Por el contrario, la intuición y algunas mediciones indirectas como las que realiza el Ministerio de Trabajo (Mintra) sugerirían que en Ica, La Libertad, Lambayeque, entre otras regiones, el empleo no solo ha aumentado, sino que además ha mejorado en calidad, debido a que la mayor demanda de empleo habría empujado a mejorar los estándares no sólo en términos de ingresos, sino en términos de beneficios y condiciones.

Sin embargo, este crecimiento no se dio gracias a la política laboral del gobierno, sino que se debió casi exclusivamente al crecimiento económico –mayores exportaciones e inversión– y a algunos tratamientos legales especiales como marcos laborales más flexibles –Ley de Mypes y Ley de Promoción Agraria (LPA). En este sentido, resulta irónico que un ex viceministro de Trabajo mencione que los ingresos durante este gobierno no mejoraron. Qué bien que reconozca públicamente el fracaso de su gestión.

Lo cierto es que con mejores condiciones se agilizaría la generación de empleo. Si se enfatizara en el rol fiscalizador del Estado y si se promoviera leyes más amigables a la inversión –no como la descabellada Ley General de Trabajo, que, felizmente, fue archivada–, se generaría más empleo adecuado. Eso pasa también por extender los regímenes laborales de la Ley de Mypes y la LPA¬ a los nuevos trabajadores. Lamentamos que las últimas modificaciones a la Ley de Mypes no hayan resuelto un tema de fondo: la inconsistencia de tener techos de ventas y de número de trabajadores tan bajos, con costos laborales muy altos y márgenes tan estrechos. Por último, el tema laboral en el sector público también debe ser mejorado. Es necesario aprobar la Ley del Empleo Público, para sincerar la planilla y ordenarla, lograr equidad horizontal y vertical sobre la base del salario y promover la meritocracia.

Afiliados al Seguro de Salud Agrario y Salarios del Sector Agricultura (En Número de Asegurados y Variaciones Porcentuales)

Fuente: INEI, ESSALUD / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

Con altibajos, los salarios del sector agrícola crecieron modestamente entre 2000 y 2005 (1.1%). Sin embargo, es indiscutible el crecimiento en el número de personas que cuenta con seguro agrario. Este es un punto a favor del sector. Aún así, existen grandes disparidades atribuibles a las diferencias entre las regiones agroexportadoras y las de agricultura tradicional.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *