Buena coyuntura, buenos resultados: momento de hacer las reformas

21 de agosto de 2006

Según el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), en el segundo trimestre de este año el flujo de inversión directa extranjera ascendió a US$1,229 millones, el cual fue compensado en parte por la mayor adquisición de activos en el exterior (US$533 millones) por parte de las empresas financieras. (Semanam@il)

El BCRP publicó este fin de semana los resultados macroeconómicos al primer semestre del año. Durante el segundo trimestre, el PBI creció 6%, con lo cual se llega a un crecimiento 6.6% en el primer semestre. Estos resultados son positivos, sobretodo considerando que en el mismo período la demanda interna presentó mayor dinamismo que el PBI, creciendo durante el primer semestre 8.6%. Los fundamentos de este crecimiento son las tendencias positivas del consumo privado, así como de la inversión pública y privada. La inversión privada creció en 16.4% en el segundo trimestre de 2006, impulsada por proyectos de renovación tecnológica y de ampliación de planta para cubrir mayores niveles de demanda –según la Encuesta de Expectativas del BCRP, el monto de inversión de la economía se incrementaría en 34% en el 2006. La inversión pública, por su parte, creció en 12%, pero podría crecer más, si se utilizaran eficientemente los recursos del canon, que duermen en los bancos por la falta de capacidad de gestión del sector público.

En relación al PBI, el mayor dinamismo se vio una vez más en los sectores no primarios, que crecieron 7% en el segundo trimestre (los primarios crecieron sólo 2.8%). Los mayores incrementos se dieron en la construcción y en la manufactura no primaria, ésta última impulsada por la mayor demanda interna de bienes de consumo final, mientras que la primera estuvo ligada al aumento de la autoconstrucción y la ejecución de proyectos mineros. En el frente externo, las exportaciones crecieron menos que las compras al exterior (1.4% y 7.5%, respectivamente). Éstas últimas se vieron impulsadas por la importación de bienes de capital e insumos para la industria. Finalmente, en el frente fiscal se registró un superávit de 5.6% del PBI en el segundo trimestre, relacionado a los mayores ingresos corrientes del gobierno –en ese período, los ingresos por impuesto a la renta llegaron a 8% del PBI– y a que los gastos corrientes se mantuvieron constantes.

Estos resultados reflejan que la coyuntura externa es aún favorable y que la demanda interna se ha fortalecido. El reto del nuevo gobierno no es sólo implementar la austeridad, sino además iniciar las reformas institucionales necesarias para que este crecimiento económico sea sostenible. Las propuestas están ahí (ver CD 270706, CD 100806, CD 110806, entre otros). No esperemos coyunturas desfavorables.

Resultado Económico e Ingresos Tributarios (En Porcentaje del PBI)

Inversión Directa y Balanza en Cta. Corriente (En Porcentaje del PBI)

Fuente: BCRP / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

El superávit fiscal del segundo trimestre alcanzó un registro histórico: es el más alto en los últimos 14 años. Los ingresos tributarios del Gobierno Central siguieron la misma tendencia. La Balanza en Cuenta Corriente también es la más alta en ese período, mientras que la inversión directa es la mayor de los últimos 3 años y medio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.