Andina/difusión

Vuelve el estatismo, pero por la puerta falsa

23 de enero del 2008.

La Comisión de Presupuesto aprobó con siete votos a favor y una abstención un proyecto de ley que dispone que las empresas públicas no están bajo los alcances de la Ley del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP). Esta iniciativa cuenta con el visto bueno del Ministerio de Economía. (Gestión, 23/01/2008)

Por un lado se ha aprobado esta irresponsable medida, por la cual se exonera del control a las empresas públicas, como si las continuas denuncias de mal uso de recursos en entidades como Petroperú no fuese suficiente evidencia de que hay que controlarlas mejor (CD 31/08/2007). Pero más preocupante aún es que esto salga casi al mismo tiempo que el Proyecto de Ley Marco de Asociaciones Público Privadas para la Generación de Empleo Productivo, en el que se fijan controles como el SNIP, la Ley General del Sistema Nacional de Endeudamiento, controles por parte de la entidad pública encargada y hasta “opinión favorable por parte del Ministerio de Economía y Finanzas”. Es decir, se está haciendo que la participación privada sea más difícil que la inversión pública.
Las Asociaciones Público Privadas (APP) han sido usadas desde hace mucho tiempo con buenos resultados. Por ejemplo, en Colombia han sido particularmente importantes para invertir en infraestructura, ejecutando hasta US$5,000 millones desde inicio de los noventa. Las autoridades han ido aprendiendo y los procesos de diseño e implementación son ahora más adecuados. Perú cuenta con una fuerte brecha de inversión en infraestructura que hace importante promover opciones como las APP para poder incrementar la competitividad del país. Según Pull & Webb 2002, algunas de las ventajas del uso de APP es el acceso a más recursos, la mayor innovación y el acceso a mejores servicios. No obstante, según Gasiorowski & Moszoro 2008, la principal razón para promover una APP es que tiene menores costos que un proyecto enteramente privado, pero de mayor calidad que un proyecto enteramente público.
Deberíamos ser más consistentes. Si se exonera a las empresas públicas de controles, que de por sí ya es una medida preocupante, las APP también deberían estar exoneradas de dichas revisiones. De lo contrario estaríamos retrocediendo a un tiempo en el que existían aún el estatismo y los elefantes blancos. Así no se podrá captar del sector privado y administrar eficientemente, por ejemplo, los US$558 millones que ProInversión estima que se necesita para modernizar los puertos regionales, que permitirían aliviar la congestión en el Callao. Por otro lado, antes que excluir a las empresas públicas del SNIP, lo que hay que hacer es reformular el sistema de control, para que sea más ágil y efectivo (CD 11/12/2007). Solamente así se podrá levantar los recursos necesarios para poder realizar las inversiones en infraestructura que tanto necesitamos.

Perú: Proyectos privados en evaluación promovidos por ProInversión, 2008

Fuente: ProInversión 2008 / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

ProInversión empezó el 2008 con campañas orientadas a promover la participación privada en proyectos de inversión. No obstante, con el nuevo proyecto de ley la inversión privada se vería desalentada, ya que el trato discriminado pondría en riesgo cerca de US$2,500 millones de inversión estimada para este año

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *