SEDAPAL y BCRP

 

25 de febrero de 2003.

SEDAPAL pretende que su deuda con SUNAT la paguen incluso quienes no tienen agua

• La SUNAT envío una notificación a SEDAPAL para que cancele una deuda de US$320 millones generada por irregularidades en el pago de Impuesto a la Renta. Al respecto, el gerente general de SEDAPAL, Pablo García, precisó que la empresa está solicitando a la administración tributaria una amnistía de la deuda. De lo contrario, tendrían que subir las tarifas de agua. (Diarios)

• La empresa de saneamiento de Lima obtuvo una utilidad de sólo US$6 millones el año 2002 y la inversión de la empresa en el 2001, según sus estados financieros asciende a la suma de US$55 millones. Este monto, comparado con los casi US$1,500 millones que se necesita para cerrar la brecha de infraestructura de agua, alcantarillado y tratamiento de aguas servidas, nos arroja un horizonte de 28 años para alcanzar los niveles de servicio que actualmente tiene Chile. Es decir, con suerte y con el nivel de inversión actual, recién dentro de treinta años los peruanos podrán recibir un servicio con la calidad y la cobertura similares a las que hoy tienen los chilenos.

 

Las tarifas de agua “potable” son mucho mayores para los más pobres, que no tienen acceso al servicio

 

 

Tarifas Promedio de SEDAPAL y los Vendedores Informales de Agua (En Soles por Metro Cúbico)
Fuentes: Banco Mundial e Instituto Peruano de Economía

 

• Según un estudio del Banco Mundial (“The Attempt to Privatize the Water and Sanitation Utility of Lima, Peru”, Noviembre del 2000, Alcázar, Colin Xu, Zuluaga), aunque las tarifas entre 1990 y 1998 se incrementaron en 17.6%, no alcanzaron a cubrir siquiera el costo marginal de largo plazo estimado en US$0.45 por metro cúbico de agua. Los subsidios cruzados y directos, entonces, se mantienen desde mucho antes. Las declaraciones del gerente general de SEDAPAL, en este sentido, son un reconocimiento explícito del problema.

• Pensamos que es un escándalo pedir que la contingencia tributaria de SEDAPAL (más de 0.5% del PBI) sea asumida incluso por quienes ni siquiera viven en Lima. Terminaríamos pagando la deuda las EPS de provincias (algunas de ellas más eficientes que SEDAPAL), los usuarios y los que no lo son. Para estos últimos el caso es insólito, pues además de estar obligados a comprar agua pagando hasta seis veces lo que cuesta, terminarían asumiendo además, a través del pago de sus impuestos, el costo que el Sr. García no quiere asumir. De otro lado, el gobierno les dio caja a las empresas públicas mediante la eliminación del pago del Impuesto a los Activos del Estado (IAE). Se torna imperativo, entonces, que se ajusten en gastos y que se eliminen las malas contrataciones para lograr saldar sus deudas, como lo haría cualquier empresa privada.

• La existencia de subsidios cruzados se sustenta en un concepto sui generis de justicia social. De acuerdo con un reportaje emitido el último domingo en un canal local, en SEDAPAL se está dando un proceso de copamiento de los puestos por militantes del partido de gobierno, lo cual nos produce serias dudas acerca de la (in)capacidad de gestión que seguiría teniendo la empresa. El pasado laboral de quienes administran la empresa no los califica como especialistas y esta pobre impresión se agudiza al escuchar o leer sus declaraciones. Nos parece un episodio triste que el gobierno esté ocupando plazas técnicas con personajes políticos, cuando lo que necesita SEDAPAL es una gestión pública y transparente.

• Sería interesante que la administración de SEDAPAL optara por una mayor transparencia, publicando sus planes y los resultados asociados en su página web, de manera que la población pueda evaluar a los responsables por la calidad y cobertura del servicio. Claro está que el ideal sería que una empresa privada ingrese al sector para que la competencia se traduzca mejores servicios y tarifas al usuario, así como una medida de comparación del pésimo desempeño del Estado como empresario.

 

El sector saneamiento, todavía administrado por el Estado, es el único en el que la cobertura y la calidad del servicio han empeorado

 

 

Comparación de las Metas Incluidas en el Frustrado Contrato de Concesión de 1994 y la Situación Actual de SEDAPAL
Fuentes: SEDAPAL, SUNASS, Banco Mundial e Instituto Peruano de Economía

1* Se consideró la inversión promedio de Sedapal para el período 1990-1994, el compromiso de inversión incluido en el contrato de concesión (US$476 millones anuales por los primeros tres años y US$159 millones anuales hasta el 2004) y la inversión promedio para el período 1995-2000.

Es tiempo de cambiar el mix de las políticas fiscal y monetaria

• Por quinta vez en lo que va de febrero, el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) intervino en el mercado y compró ayer US$15.2 millones, para evitar que la escasa demanda de dólares en el mercado se traduzca en un mayor descenso del tipo de cambio. (Apoyomail)

• Somos de la opinión que lo que se requiere en este caso es un cambio en el mix de políticas. Por un lado, un ajuste fiscal. Con esto evitaríamos episodios como el que se viene registrando en SEDAPAL y otras empresas del Estado, haciendo más eficiente el gasto público y reduciendo el gasto corriente. Así, ahorraríamos en gastos improductivos, evitando la contratación de no especialistas que profundicen el problema de mala administración de recursos. Esto daría espacio para el segundo punto: volver a utilizar una política monetaria ligeramente expansiva que permita depreciar el Sol a niveles competitivos, de manera que se pudiera presentar un incentivo para el sector exportador y se retorne a niveles de tipo de cambio normales, evitando la intervención del BCRP en el mercado de dinero.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.