Andina/difusión

China dispuesta a conversar sobre relaciones comerciales: oportunidad para plantear TLC

25 de julio de 2006

El ministro de la Producción, David Lemor, informó que las autoridades de China han respondido favorablemente a una solicitud peruana para sostener un encuentro, el mismo que se realizará este año, con el fin de revisar las relaciones comerciales y evaluar su futuro. (Gestión)

Existe la disposición para entablar conversaciones con el Perú. El interés de ellos probablemente vaya por el lado de lograr el reconocimiento de China como economía de mercado; mientras para nosotros, el principal interés es lograr un TLC con un mercado de 1,300 millones de habitantes –casi cinco veces el mercado estadounidense y cincuenta veces el peruano–, con un crecimiento anualizado del PBI de 11.3% en el primer trimestre de este año y cercano al 10% en todo el 2005. Ante esto, las presiones por imponer salvaguardas a los productos chinos solo entorpecen cualquier tipo de negociación. Si cediéramos, significaría que otra vez nos dejamos ganar por el temor de ser inundados por una competencia que no hemos siquiera enfrentado, y que podríamos vencer si nos concentráramos en nuestras ventajas competitivas; pensando además en las posibilidades que la apertura trae para el país. ¿Para qué existen las negociaciones, si no es para que cada país alcance acuerdos convenientes para sí mismo?

En lugar de huir y cerrarnos, deberíamos copiar lo bueno de un modelo que tuvo éxito en la aplicación de reformas, que sirvieron de base para lograr un crecimiento sostenido del PBI de más de 9.5% promedio anual en los últimos 25 años. Al margen de la posición política de su gobierno, este país ha sabido integrase al mundo, a través de la apertura comercial y de extraordinarias condiciones para la inversión extranjera. Así, China es hoy el país más atractivo para invertir en Asia. Un ejemplo: en los próximos 5 años se espera que la inversión en infraestructura alcance los US$250 mil millones, mientras la brecha de inversión en el sector en Perú es la décima parte de esto y los gobiernos fracasan uno tras otro en cerrarla.

Oportunidades existen no solo para nuestras materias primas. Otras industrias que se pueden beneficiar de este acuerdo son la de madera, la de agroexportación y la turística. Recordemos que, no hace mucho, los esfuerzos del Perú por ser nombrado destino turístico para los chinos, se frustraron con la aplicación de salvaguardias a algunos productos de ese país. Un TLC implicaría además la llegada de inversión desde China; inversión que hasta hoy no hemos sabido atraer y que nuestros competidores –Chile, por ejemplo– sí están consiguiendo. Aprendamos a competir y a buscar las oportunidades más allá de nuestras narices.

Evolución del Intercambio Comercial del Perú con sus Principales Socios Comerciales (En Millones de US$)

Fuente: SUNAT / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

* Período enero – mayo de 2006

La diferencia que llevaban nuestros principales socios comerciales a China en el intercambio comercial con Perú se está reduciendo, principalmente por el crecimiento de nuestras exportaciones a ese país. Ese mercado es una gran oportunidad para todos. En lugar de pensar en ponerles salvaguardias a sus productos debiéramos pensar en cómo vender más en ese mercado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *