Presentación del gabinete ante el Congreso pudo ser más contundente

25 de agosto de 2006

En la primera presentación ante el Congreso, el primer ministro Del Castillo y su gabinete lograron obtener el voto de confianza del Pleno (75 a favor, 18 en contra y 23 abstenciones). Entre los compromisos trazados destacan aplicar medidas de austeridad, impulsar las reparaciones propuestas por la Comisión de la Verdad y Reconciliación y reducir los niveles de desnutrición entre otras. (Semanam@il y diarios)

En líneas generales, el discurso fue positivo, aunque falto de creatividad, pues la mayoría de propuestas eran conocidas. Se sintió la ausencia de una visión de mediano y largo plazo hacia la cual se enfoquen las políticas sectoriales de las que se habló. Un tema preocupante es el hecho de que se cuente con más recursos (de la mayor recaudación tributaria y del nuevo aporte voluntario de las empresas mineras), pues dado que el crédito suplementario anunciado por casi S/.2,000 millones financiará el shock de inversión pública, de una u otra forma esto podría implicar una expansión en el gasto corriente, la cual –según las cifras oficiales– ya estaba en el límite de lo que manda la regla fiscal. En todo caso, lo positivo es que se hayan propuesto la meta de inversión pública anual de 25% del presupuesto, al final del gobierno. Ahora les toca explicar cómo harán para mejorar la calidad del gasto.

Hubo áreas en las que se percibió la ausencia de medidas urgentes: principalmente, la reforma educativa, la seguridad y una profunda reforma judicial. En algunos casos, se habló de metas –incrementar el número de horas de clase, etcétera-, pero por lo general no se dijo dio detalles de lo que se hará para mejorar la calidad de la educación y la consecuente necesidad de hacer reformas relacionadas con los maestros. Lo mismo ocurrió en el tema judicial; y no hubo mayor explicación en el tema de seguridad ciudadana.

Por otro lado, se eliminaron las privatizaciones y se enfatizó en la importancia de desarrollar asociaciones público privadas (APP). El primer caso, es claramente un error, porque en empresas como Petroperú, por ejemplo, es obvio que se requiere inversión privada y, si eso implica participación accionarial en la empresa, pues debiera dejarse esa posibilidad abierta. Las APP están bien, pero no se dijo nada de cómo mejorar la eficacia del sistema de promoción de la inversión privada, que tuvo serios problemas durante el gobierno anterior. Una reforma para agilizar y poner metas sobre las que ProInversión deba rendir cuentas es necesaria, pues del desarrollo de las APP para la mejora y construcción de infraestructura dependerán la integración regional y programas como Sierra Exportadora. Seguimos esperando más de lo que hemos oído.

Inversión Privada Proyectada hasta 2011 (En Millones de US$)

Shock de Inversión por Sector (En Millones de Soles)

Fuente: Discurso del Premier, Jorge del Castillo, ante el Congreso / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

La presentación del nuevo gabinete ante el Congreso puso gran énfasis en la necesidad de atraer inversión privada e incrementar la inversión pública. Para esto será necesario que se mejore el sistema de promoción de la inversión privada y que se maneje con mayor eficiencia el uso de recursos del canon en manos de los gobiernos regionales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *