Andina/difusión

Más sobre exoneraciones

25 de septiembre de 2002

Exoneraciones tributarias sobre el tapete

• El ministro de Economía y Finanzas, Javier Silva Ruete (JSR), afirmó que no hay contradicción entre la intención del Ejecutivo de buscar reducir las exoneraciones tributarias y las afirmaciones del presidente el lunes en Iquitos. “Lo que el presidente Toledo ha manifestado es que nadie ha quitado las exoneraciones tributarias porque sólo el Congreso tiene facultad de eliminarlas”, dijo. Según JSR los medios de comunicación recogieron las declaraciones de Toledo sin tener en cuenta el tiempo de los verbos, “porque el idioma castellano es riquísimo”. “Las exoneraciones tributarias no se han eliminado. Lo que se ha planteado es que, luego que de las elecciones regionales, conversaremos con todos los presidentes elegidos para plantearles convertir esas exoneraciones en recursos de inversión”, señaló. En consecuencia los presidentes de las regiones escogerán si se quedan con las exoneraciones (muchas de las cuales, a juicio del MEF, no tienen utilidad) o se convierten en recursos, vía impuestos, para inversiones. “El tema de las exoneraciones tributarias es antiquísimo y todas las localidades que cuentan con exoneraciones, son las más atrasadas del país. Es decir, las exoneraciones no han generado desarrollo económico ni nada por el estilo”, mencionó.
• El ministro de la Producción, Eduardo Iriarte, afirmó que en el Consejo de Ministros se ha visto la conveniencia de ir eliminando paulatinamente las exoneraciones, en base a un análisis concreto de los nefastos resultados económicos de las mismas. Iriarte precisó que algunas exoneraciones, como en el caso del combustible en la selva, sólo han generado problemas de contrabando y ningún beneficio para el desarrollo de las zonas.
• Sin embargo, el ministro de Comercio Exterior, Raúl Diez Canseco, aseguró que los ministros nunca han hablado de eliminar exoneraciones.
• De otro lado el ministro de Agricultura, Alvaro Quijandría, manifestó que las exoneraciones tributarias deben revisarse de manera específica, incluso las que rigen en la Amazonía.
• Por su parte, el ministro de Trabajo, Fernando Villarán, dijo que la decisión de eliminar o no las exoneraciones la toma el presidente de la República.
• El presidente de la Comisión de Economía, Jacques Rodrich, expresó su desacuerdo con la existencia de exoneraciones y anotó que es partidario en su reemplazo por un subsidio directo. Informó que para el efecto existe en el MEF un programa cuyo fin es canjear las exoneraciones por subsidios directos que progresivamente irán desapareciendo.
• El viceministro de Industria, Carlos Zamorano, señaló que las exoneraciones no siempre han resultado ser beneficiosas y dio como ejemplo claro el de la zona de selva, donde las exoneraciones se utilizan de manera diversa.
• Sobre la interpretación del titular del MEF acerca del anuncio del jefe de Estado de que no se eliminarán las exoneraciones tributarias en la selva, el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Loreto, Carlos Chávez Salas, señaló que JSR no estuvo en Iquitos cuando el presidente Toledo hizo tales declaraciones. Señaló que Toledo fue enfático en manifestar que se iban a respetar las exoneraciones. “Loreto es uno de los departamentos que requiere compensaciones. Y esa palabra es la que quisiéramos usar con el ministro Silva Ruete, porque vivir en esta región es absolutamente diferente que vivir en cualquier otra”, aseguró. Insistió en que lo que necesita Loreto son compensaciones y no exoneraciones. Respecto de la propuesta para revisar las exoneraciones junto con los presidentes regionales después de las elecciones de noviembre y destinar los recursos que se recauden a la ejecución de obras en la misma región, Chávez consideró que la propuesta es interesante y que habría que verla en “blanco y negro”.
• Hace falta al interior del gabinete, y del gobierno en general, ponerse de acuerdo para dar un solo mensaje. La transmisión de información contradictoria sólo genera más confusión y aumenta la incertidumbre entre los agentes del mercado, retrasando las decisiones de inversión. Pensamos que, más allá de la recuperación de ingresos que su eliminación pudiera significar, las sinergias que se producirían por la desaparición de las distorsiones que estos “beneficios” han generado contribuirán al mejor funcionamiento de mercados.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *