Encarecimiento del cese intempestivo perjudica al trabajador

29 de noviembre de 2006

La ministra de Trabajo, Susana Pinilla, propuso nuevos topes de indemnización para los casos de despido arbitrario, uno de los temas en que no hay consenso en el debate de la Ley General del Trabajo. Así, subiría de 12 a 18 sueldos con tope de S/.54,000. También planteó que en los despidos colectivos por reorganización empresarial se pague indemnización. (Semanam@il 06.11.29)

El discurso del MINTRA acerca de la legislación sobre cese intempestivo resulta contradictorio. Por un lado, manifiesta preocupación por la rápida aprobación de artículos no consensuados de la Ley General del Trabajo (LGT), que afectarían negativamente la inversión y la generación de empleo, pues el debate sobre dichos artículos no se agotó en el Consejo Nacional de Trabajo (CNT). Mientras, por otro lado, propone encarecer el costo de despido, subiendo el tope de la indemnización para asegurar la estabilidad laboral. El tema de fondo sigue siendo la falta de voluntad para introducir verdaderos cambios que flexibilicen el marco legal laboral, para promover la generación de empleo formal e incorporar a los marginados.

Como han resaltado los especialistas consultados por diversos diarios, la propuesta del MINTRA no es muy distinta a la que se discutió en el CNT (hoy en el Congreso). El problema es que con el pretexto de beneficiar a los trabajadores de menores ingresos, se termina perjudicando a otros, pues la norma pone un tope que ya no tiene relación alguna con el esfuerzo o la productividad del trabajador, sino que vincula su indemnización con un precio controlado (el salario mínimo, que tampoco observa criterios técnicos en su actualización) o con una unidad de carácter tributario, como es la UIT. En la práctica, lo real es que ambas propuestas se acercan mucho a lo planteado por los sindicatos y elevan el costo del despido (la que se debate en el Congreso lo hace en 50% al 16º año de la relación laboral). ¿Promueve eso el empleo formal? No. Por el contrario, desincentiva las relaciones laborales largas, perjudicando a la empresa y al trabajador.

Aún hay tiempo para corregir. En necesario que la ley permita que nos adaptemos a los cambios, en lugar de establecer rigideces y fomentar la informalidad. La evidencia abona a favor de la flexibilización: un estudio de GRADE revela que la reducción del costo de despido genera una reducción en el costo de utilizar contratos indefinidos y desincentiva el uso de contratos temporales, sobretodo cuando ya se cuenta con la Compensación por Tiempo de Servicios (CTS). El consenso debe resultar en una LGT que represente a todos y que permita contar con una economía competitiva en el contexto global.

Costo Actual del Cese Intempestivo (Régimen General Vigente y Ley Mypes) vs Propuesta de Ley General del Trabajo (En Número de Salarios Mensuales)

Fuentes: MINTRA, Congreso de la República e IPE / Elaboración: Instituto Peruano de Economía

El costo de despido en el Perú es de los más altos de la región. Tanto así que ya casi representa una estabilidad laboral semiabsoluta, por lo costoso que resulta despedir. Aún así, insisten en encarecerlo en 50%, cuando lo lógico sería buscar esquemas como el de la Ley de Mypes, cuyos resultados en formalización no fueron exitosos por algunas fallas que todavía deben corregirse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *